Declaración

Iberia dice que una fusión a tres con British y Qantas es muy compleja

Iberia ha reaccionado de forma prudente ante el anuncio de que British Airways desea introducir en el proceso de fusión abierto entre ambas a la compañía australiana Qantas.

Fuentes cercanas a la aerolínea española hicieron notar que, si bien es cierto que la fusión de Iberia con British Airways presenta importantes escollos, no es menos verdad que el enlace a dos o a tres bandas con Qantas es todavía más complicado.

Recuerdan que la legislación australiana impide que un operador aéreo extranjero pueda controlar más de un 35% del capital de su aerolínea de bandera, aunque existe voluntad de modificar esta norma.

Además, Qantas tiene una flota muy anticuada, lo que supone una rémora de primer nivel al establecer cuentas de resultados comunes entre los socios, en un modelo en el que permanezcan las marcas y lar organizaciones de origen. Señalan que existen diferencias abismales en los costes de explotación de un avión viejo y en los de otro nuevo.

De igual modo, resaltan las fuentes citadas, el problema del déficit descontrolado del fondo de pensiones de los trabajadores de British Airways es una rémora de primer nivel, sean dos o tres las aerolíneas que entran en el proceso de consolidación.

Fuentes de la australiana, por su parte, dijeron a un periódico local que una fusión entre Iberia y British Airways supone una traba para sus planes de unirse a la británica. Qantas pide una unión con British Airways, para absorber después a Iberia.