Nuevas medidas de reactivación

Un alivio de 12.000 millones de euros para la economía española

Las empresas son las más beneficiadas, con un ahorro de 7.000 millones.

La histórica bajada de tipos decretada ayer por el Banco Central Europeo servirá para dar un respiro a las familias, a las empresas y al Estado, asfixiados por la falta de liquidez y el fuerte deterioro de la situación económica en España. La inyección de dinero que pueden recibir si la bajada de tipos de tres cuartos de punto se transmite íntegramente al euríbor, tipo al que están referenciados la mayor parte de los préstamos de empresas y particulares, alcanzará los 12.120 millones de euros.

Las más beneficiadas por la caída del precio del dinero serán las empresas. El saldo vivo de los préstamos solicitados por las empresas no financieras en agosto se elevó a 937.823 millones de euros, según los últimos datos del Banco de España. De ese modo, una caída del tipo interbancario en la misma proporción que la decretada ayer por el Banco Central Europeo supondrá un menor coste de 7.033 millones de euros, puesto que casi el 100% de esos préstamos están referenciados a ese indicador. Una inyección de dinero que se suma a la nueva línea creada por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), dotada con 10.000 millones de euros, que servirá para financiar los problemas de tesorería de las pequeñas y medianas empresas.

Del abaratamiento del precio del dinero también se verán beneficiadas las familias, cuyo saldo vivo de préstamos se situó en 670.712 millones de euros en agosto. Si se tiene en cuenta que sólo el 90% de los créditos hipotecarios de los hogares están referenciados a tipo variable, la inyección que recibirán por la bajada de tipos se eleva a 4.527 millones de euros. Pero para ello, el euríbor tendrá que descender en la misma medida que lo haga el tipo director del BCE. Algo que se ha cumplido en los dos últimos meses. El tipo interbancario a doce meses se situaba ayer en el 3,77%, encadenando cuarenta días de descenso consecutivo, dejando la diferencia con el tipo director del BCE en 1,27 puntos porcentuales. Tan sólo dos meses antes, la brecha entre el tipo oficial y el euríbor se alargó hasta alcanzar casi 1,75 puntos.

La irrupción de la crisis financiera propició el desplome de muchas entidades financieras, como Lehman Brothers, salpicadas por las hipotecas de alto riesgo, y disparó las suspicacias de los bancos a la hora de prestarse dinero, elevando al euríbor, tipo al que se prestan el dinero las entidades financieras, a máximos históricos (alcanzó el 5,515% en la segunda semana de octubre). La recesión en la mayoría de las economías desarrolladas y la contención de la inflación, impulsada por el recorte del precio del petróleo y de los alimentos, ha estrechado esa brecha. En sólo dos meses, la diferencia entre el tipo director del BCE y el euríbor se ha reducido en medio punto.

Del recorte de tipos de ayer también se beneficiará el Estado, que registrará con la decisión del Banco Central Europeo un menor coste de 562 millones de euros por el abaratamiento que registrarán las nuevas emisiones de deuda pública. Las estimaciones del Tesoro Público constatan que una subida de un punto en los tipos de interés suponen un sobrecoste financiero cercano a los 750 millones, así que una bajada del precio del dinero de la misma cuantía significará un alivio similar.

51 euros por hipoteca

El abaratamiento del dinero es una noticia muy positiva para los hogares que tienen contratado un crédito a tipo variable. El ahorro que se puede derivar de una hipoteca media (133.755 euros a 20 años), será de 51 euros al mes, siempre que al recorte del BCE le siga la caída del euríbor. Según los cálculos de la Asociación Hipotecaria Española, una bajada de un punto en el euríbor propicia una rebaja de un 9% en la cuota mensual. Ese ahorro no será efectivo hasta febrero de 2009, en el que se empezará a notar el efecto base, ya que en ese mes de 2008 empezó a subir el indicador.