Banca

El Estado británico controla ya el 60% del Royal Bank of Scotland

Alemania inyecta 31.000 millones en el banco bávaro BayernLB.

Si el anterior fin de semana fue Estados Unidos quien acudió al rescate de Citigroup, el pasado viernes le tocó el turno a Reino Unido y Alemania. Ambos países tuvieron que ayudar a dos de sus más importantes entidades financieras: Royal Bank of Scotland (RBS), otrora segundo mayor banco británico, y al grupo de público de Baviera, BayernLB.

En el caso de RBS, el gobierno de Gordon Brown decidió adquirir este viernes una participación del 57,99% después de que los inversores privados apenas acudieran a la ampliación de capital, lo que le convierte en el propietario indiscutible de la entidad.

El resultado de la oferta no pudo ser más decepcionante. Sólo el 0,2% de los inversores privados -incluidos los miembros del consejo de administración- adquirieron títulos, por lo que el Gobierno tuvo que quedarse con 22.800 millones de las acciones, lo que supuso un desembolso total de 15.000 millones de libras esterlinas (18.146 millones de euros).

Stephen Hester, consejero delegado de RBS, se lamentó de que 'los accionistas existentes no tomaran sus derechos preventivos', pero aseguró 'entender el ánimo de mercado hacia el sector bancario'. No obstante quiso ser optimista al señalar que tenían que 'dejar atrás el pasado y seguir adelante con un claro enfoque de lo que se debía hacer ahora'.

El Estado británico no descarta tomar grandes participaciones en Lloyds TSB para fusionarlo con RBS, como ya anunció el pasado mes de octubre tras el plan de rescate de 37.000 millones de libras (44.800 millones de euros).

La ayuda de Alemania

En Alemania, BayernLB, propiedad al 50% de las cajas de ahorros bávaras y el Gobierno regional, también recibía una inyección total de capital de 31.000 millones de euros, aportados conjuntamente por el Estado federado y el regional.

De esta cantidad, unos 10.000 millones provendrán de una inyección de capital, de los que 7.000 millones serán entregados por Baviera y el resto por el Fondo de Estabilización de los Mercados Financieros (SoFFin).

Otros 15.000 millones saldrán de los avales preventivos del paquete de ayuda estatal aprobado por el Gobierno y 6.000 millones de euros más de avales para inversiones de riesgo.

Para el presidente de Baviera, Horst Seehofer, la situación del banco era 'seria, muy seria'. Señaló que la entidad necesitaba unas medidas de reestructuración significativas, con 'recortes profundos en la organización y en el personal'. No obstante, dio su apoyo al presidente de BayernLB, Michael Kemmer. BayernLB fue el primer banco público en solicitar las ayudas estatales en octubre.

Un precio por encima del mercado

El índice del mercado londinense, el Footsie 100, terminó el pasado viernes con un alza del 1,46%. Uno de sus mayores protagonistas fue Royal Bank of Scotland (RBS), que durante toda la sesión estuvo en números rojos para finalizar con un alza del 0,5%, hasta los 55,3 peniques.

La oferta que lanzaba el banco era de 65,5 peniques, es decir, casi 10 peniques menos que la cotización en el mercado. Para la mayoría de los analistas el resultado, pues, no ha sido sorprendente, se esperaba porque el precio de la acción era menor al precio de sus títulos con derechos.