Crisis inmobiliaria

Habitat zanja su agonía y suspende pagos con 2.300 millones de deuda

Habitat presentó el viernes concurso voluntario de acreedores, cerrando así varios meses de negociaciones para aplazar un pasivo de unos 2.300 millones de euros. La inmobiliaria prevé levantar la insolvencia tras el verano. Mientras, la mayoría de sus acreedores ya han provisionado su exposición en la compañía.

Promociones Habitat llevó finalmente el viernes sus libros al juzgado, con un pasivo de 2.300 millones de euros. La compañía explicó a través de un comunicado que ha presentado concurso voluntario para 'preservar los derechos de todos los acreedores y de producir una reestructuración de su situación financiera'.

Así, la continuidad de la inmobiliaria dependerá ahora de la autoridad judicial, después de meses de negociaciones para aplazar la deuda con las entidades financieras, que no han aceptado nuevos aplazamientos. La última renegociación se firmó en febrero de 2007, pero Habitat retomó las rondas negociadoras a la vuelta del pasado verano, al comprobar que no podría afrontar el pago de los primeros plazos previstos para diciembre próximo.

Los bancos y cajas acreedores no han aceptado nuevos aplazamientos. Es más, en buena parte ya han provisionado en sus cuentas los riesgos con Habitat, por lo que su voluntad negociadora se ha diluido progresivamente. Este es el caso de Ferrovial, que ya reconoció como pérdida en los resultados de 2007 los 125 millones que contabilizó por el valor de la participación del 20% que tomó en la propia inmobiliaria.

Precisamente, la compañía que preside Bruno Figueras no ha podido digerir la compra de la división inmobiliaria de Ferrovial realizada a finales de 2006, que le supuso un coste de 2.200 millones. Fue el detonante de la crisis, agravada por el súbito cambio de ciclo del sector.

El futuro de la compañía está ahora en manos de los administradores concursales que designe el juez si admite el concurso. En medios jurídicos se ha apuntado que los administradores podrían solicitar la reversión de aquellas operaciones que se determinen como las causantes de la quiebra de la compañía y que se hayan realizado en los dos años anteriores a la declaración del concurso. El próximo 28 de diciembre se cumplen dos años de la adquisición del área inmobiliaria de Ferrovial. La constructora, que es el segundo accionista de la inmobiliaria con el 20% del capital, no estaría interesada en esta posibilidad, porque tendría que eliminar las plusvalías de 770 millones que obtuvo en 2006.

Las familias fundadoras, Bruno Figueras y Josep Suñol, forman el principal núcleo de Habitat, con el 55% del capital. Tras Ferrovial, figuran socios minoritarios como Emilio Cuatrecasas, Dolores Ortega, Isaak Andic, Emilio Rodés, y construcciones Castro, con otro 25%.

Habitat se ha convertido en el segundo descalabro más importante del sector en toda la historia, arrebatando esta posición a la insolvencia de Tremón, que presentó unas deudas de 900 millones (ver cuadro adjunto). El proceso concursal de mayor envergadura lo sigue ostentando Martinsa Fadesa, con un pasivo de 7.339 millones. Estas tres insolvencias se han producido en los últimos cuatro meses. En conjunto, el volumen de deudas de las compañías del sector que han presentado concurso de acreedores supera los 10.500 millones de euros, según Efe.