Construcción

San José fusiona varias de sus filiales del negocio de construcción

El grupo San José ha integrado parte de su actividad dentro del sector de la construcción a través de la absorción de cuatro de sus seis filiales con actividad en este área, según consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme).

Así el grupo se fusiona con Alcava Mediterránea, filial con actividad en la zona de Levante; Constructora Avalos, sociedad centrada en el negocio constructor en Madrid; Balltagi Mediterrani, empresa que opera en Cataluña, y Construcción Rehabilitación y Conservación, compañía con actividad en Galicia.

Además de estas sociedades, el Grupo San José también incluirá a Eraikuntza Birgaikuntza Artapena (EBA), una empresa que desarrolla sus funciones en el mercado vasco y navarro, y Cartuja inmobiliaria, con actividad dentro del sector constructor en Andalucía.

Según el Boletín del Registro Mercantil, los acuerdos de fusión se adoptaron el pasado 25 de junio por los administradores de todas las sociedades participantes.

El grupo que preside Jacinto Rey mantiene negociaciones con un sindicato de nueve entidades financieras españolas y portuguesas para refinanciar la deuda de 1.200 millones de euros que fue contraída con el objetivo de adquirir la inmobiliaria Parquesol.

San José lanzó en julio de 2006 una opa sobre la inmobiliaria de la familia Fernández Fermoselle, que valoró la empresa en 917 millones de euros. Entonces, recibió dos créditos: uno de 865 millones de euros para hacer frente a la compra de la inmobiliaria y otro de 350 millones para refinanciar la deuda de Parquesol.

En los próximos meses, San José deberá afrontar varios frentes decisivos para su futuro. El grupo debe completar la fusión con Parquesol, acordar la refinanciación de su deuda y activar proyectos de construcción en España.

Para ello, la compañía se ha dibujado un plan de negocio a cinco años que sus responsables califican de muy prudente.