'Telecos'

Ono registra pérdidas de un millón de euros en el tercer trimestre

La situación macroeconómica se ha notado en las cifras del tercer trimestre', asumió ayer Ono en la comunicación de presentación de resultados. Entre julio y septiembre la empresa ha anotado un millón de euros de pérdidas, frente a los 14 millones de euros de beneficio del mismo periodo del año anterior. Los ingresos trimestrales también cayeron un 2,1%. En septiembre de 2007 obtuvo unas ventas por valor de 405 millones. En septiembre de 2008, la facturación se quedó en 396 millones.

La empresa de comunicación por banda ancha logró, sin embargo, un beneficio acumulado de 20 millones de euros hasta septiembre, frente a las pérdidas de 186 millones de euros que obtuvo como resultado neto en el mismo periodo de 2007.

La empresa registró estas pérdidas por la amortización extraordinaria de 205 millones al fondo de comercio. Sin tener en cuenta este extraordinario, Ono habría cerrado los nueve primeros meses de 2007 con un beneficio neto de 15 millones de euros y el resultado de este año supondría un incremento del 33%.

La empresa aseguró, sin embargo, que 'pese a la creciente ralentización de la economía, los ingresos totales de Ono permanecieron estables durante los nueve meses y alcanzaron los 1.205 millones de euros'. Disminuyeron un 0,9% respecto del año anterior.

Ono recordó que ha diseñado un nuevo modelo comercial y un plan de control de costes, calidad e inversiones adecuados a la situación actual orientados a 'mantener flujos de caja positivos en un entorno en el que las oportunidades de financiación van a ser nulas o escasas, dada la crisis de liquidez' y a 'reforzar un modelo de negocio enfocado al cliente'. En este entorno, la operadora anunció en octubre un expediente de regulación de empleo (ERE), que afectará a 1.300 empleados, un 30% de la plantilla.

La empresa señaló que 'el efecto de las medidas tomadas se ha podido dejar ver de forma parcial en el tercer trimestre con la positiva evolución del beneficio operativo', afirmó. Esta cifra alcanzó los 522 millones hasta septiembre, un 8,8% más.

Consolidar la cartera de clientes

'Durante el tercer trimestre hemos visto un mayor impacto de la crisis en nuestro sector y en Ono en particular', afirmó ayer el consejero delegado de Ono, Richard Allen. 'Sin embargo, estamos siendo capaces de gestionar una situación macroeconómica adversa para garantizar un futuro de estabilidad para la compañía', aseguró.

Por productos, Ono captó 5.000 nuevos clientes netos de televisión durante el tercer trimestre, mantuvo estable su cartera en banda ancha y cedió 7.000 clientes de telefonía. Así, a 30 de septiembre, la compañía contaba con 1.057.000 clientes de televisión, un 16,3% más que un año antes, 1,27 millones de clientes de banda ancha, un 9,6% más y 1,62 millones de clientes de telefonía, un 1,8% más, según la empresa.