Automoción

El Gobierno central y las Comunidades inician un diálogo para acordar un Plan Integral del automóvil

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, preside en Santiago de Compostela una reunión con los consejeros de las nueve Comunidades donde se asienta la industria española del automóvil, para tratar de acordar un 'Plan Integral' para el sector.

La reunión se abrió con una intervención del presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, quien abogó por buscar en España un "espacio de concertación e impulso, en la senda europea" para recuperar una "columna vertebral" de la economía española.

Las nueve Comunidades que acogen industrias del automóvil o auxiliares del sector, representadas en la reunión de Compostela son Galicia (Citröen); Cataluña (Nissan o Seat); Navarra (Volkswagen); Madrid (Peugeot); Aragón (General Motors España); Valencia (Ford); Andalucía (Santana); Castilla y León (Renault); y País Vasco (Mercedes).

Miguel Sebastián recordó que la idea, "muy acertada", de esta reunión surgió del consejero catalán, en una reciente visita al presidente de la Generalitat, y resaltó que el diálogo es una "herramienta fundamental" para la reactivación del sector. Para Sebastián, este diálogo se tiene que dar en diversos ámbitos, como en la UE, donde ya se trabaja en un plan europeo integral, "al igual que en Estados Unidos, con Obama".

Además, el diálogo se tiene que producir con los interlocutores sociales en el Diálogo Social, que ya cuenta con una mesa de trabajo de la industria y, en particular, de la industria del automóvil; y con las Comunidades autónomas, para que la solución sea conjunta y provenga de la puesta en común del diagnóstico y los objetivos.

En opinión del ministro de Industria, la situación es "muy difícil", por lo que los responsables de las administraciones deben tratar de "suavizar sus efectos" sociales y en el empleo, con el trabajo conjunto de todos los Gobiernos involucrados. Miguel Sebastián defendió la continuidad de reuniones como esta primera.

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, recordó que el sector aporta un 8% al PIB español, con centros repartidos en 9 Comunidades autónomas, 18 plantas y 11 centros fabriles, que tienen, además, un importante efecto inducido sobre la economía.

Pérez Touriño señaló que existe el riesgo de que la crisis del sector de la automoción "afecte dramáticamente al empleo", por lo que es preciso "buscar un espacio de concertación e impulso, desde España y en la senda europea".

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó hoy que el nuevo plan de reactivación económica que prepara el Ejecutivo prestará atención "especial" al sector del automóvil y adoptará medidas para fomentar sus exportaciones, pero dentro de los parámetros marcados por la UE.

"Soy muy consciente de la importancia que tiene para el sector la exportación y vamos a esforzarnos hasta donde podamos legalmente", pero España no puede emprender acciones en solitario ni "fuera de las líneas marcadas por la UE", dijo Zapatero en un acto organizado por "The Economist".

Tras recordar que la Comisión Europea tiene previsto hacer público mañana un plan de apoyo al sector de la automoción, el presidente señaló que el Gobierno está a la espera de conocer "la literalidad" de las medidas que anuncie Bruselas para hacer públicas las que adoptará España.

"A partir de mañana acoplaremos nuestra política de ayudas dentro de ese marco, pero sin duda el automóvil va a estar" dentro del plan de reactivación de la economía española para el periodo 2009-2010 que el Ejecutivo presentará el jueves, concluyó.