Negocio

La Caixa abre oficinas específicas para organismos públicos

La Caixa ha reforzado la red de apoyo al negocio institucional con la apertura de nuevas oficinas especializadas. Barcelona, Madrid y próximamente Palma de Mallorca serán los lugares que cuenten con una sucursal propia para desarrollar el negocio ligado al sector público.

La caja dirigida por Isidro Fainé y Juan María Nin gestiona en estos momentos un volumen de créditos y depósitos vinculados a organismos públicos que asciende a 13.430 millones, lo que la convierte en una de las entidades líderes en este segmento. Prueba de ello es que el 70% de los ayuntamientos de España trabajan con La Caixa en la recaudación tributaria, tramitando un total de 2.700 millones.

Entre las áreas más destacadas en las que colabora La Caixa con el sector público se encuentra la cofinanciación de proyectos que reciben ayudas comunitarias a través de los fondos Feder. Actualmente, estas ayudas ascienden a más de 1.000 millones, correspondientes a 150 proyectos. A esta cantidad hay que sumar otros 540 millones aportados por los diferentes entes públicos.

La Caixa cuenta con un amplio abanico de instrumentos de financiación para estos proyectos, debido a que la mayoría de las ayudas se reciben a posteriori e implican un proceso previo de rendición de cuentas coordinado por los ministerios de Economía de cada país. Ante esto, los ayuntamientos se enfrentan a un plazo de reembolso largo que requiere además una gestión documental minuciosa.

Las nuevas oficinas de La Caixa pretenden dar respuesta a estas reglas del juego institucional que son distintas a las del sector privado, como es el hecho de la presentación a un concurso público que requiere cumplir unos plazos rigurosos. La entidad considera que los clientes institucionales se sienten mucho más confortables cuando se enfrentan a una oficina que les entiende y solicitan, por ejemplo, el presupuesto liquidado del ayuntamiento y no tanto el balance.