Bolsa de Nueva York

Wall Street sube un 1,83% pese a la incertidumbre y la alta volatilidad

Nueva jornada de alta volatilidad en el parqué neoyorquino, las buenas y malas noticias se intercalaron y no dejaron que en ningún momento los inversores lo tuvieran claro. Finalmente la sesión cerró con ganancias y el selectivo Dow Jones subió un 1,83%.

La Bolsa de Nueva York vivió hoy una de esas jornadas en las que el signo de la sesión cambia constantemente y no queda claro hasta cerrado el mercado. Los resultados empresariales de algunas empresas y las palabras de Paulson y Bernanke ante el Congreso fueron contradictorias e inyectaron una gran dosis de incertidumbre en los inversores. El Dow Jones cerró la sesión con una subida del 1,83%, quedando en los 8.424 puntos. El Standard and Poors 500 avanzó un 0,98% y se situó en los 859 puntos, después de operar durante toda la sesión en niveles de marzo de 2003. Por su parte, el selectivo tecnológico Nasdaq fue el que menos ganó y se apuntó un leve 0,08%, hasta los 1.483 puntos.

Con la recesión y en tiempos de crisis, la volatilidad se ha instalado a tiempo completo en Wall Street. Aunque la jornada abrió con ganancias cercanas al 2%, la estabilidad nunca llegó a la cotización de los grandes índices, que incluso llegaron a perforar momentáneamente sus mínimos anuales. Como viene siendo costumbre en los últimos tiempos, solo en el último tramo de la sesión los inversores lo tuvieron claro y decidieron comprar. El Dow Jones recuperó más de un 3% en apenas 20 minutos y esquivó un nuevo cierre en negativo.

Durante la sesión se alternaron buenas y malas noticias que confundieron a los inversores según algunos analistas. Al contrario que en las últimas semanas, los resultados empresariales fueron mejores de lo esperado y a eso achacan los analistas la positiva apertura del mercado. Hewlett-Packard anunció una previsión de resultados muy por encima de los que esperaban los economistas de Wall Street y eso influyó de manera positiva en la cotización de sus títulos. La empresa especializada fue la que más subió, un 14,49%. Home Depot también superó lo previsto por los analistas, pese a anunciar un recorte de beneficios del 37,9% y avanzó un 3,55%, siendo uno de los valores más destacados del Dow Jones.

Las malas noticias vinieron de la mano de los datos macroeconómicos. Los precios al por mayor cayeron un 2,8% en octubre, lo que supone la mayor caída de la historia en un mes y entra en una dinámica muy negativa después de caer un 0,4% en el mes de septiembre. Tampoco fueron muy bien recibidas por los inversores las declaraciones de Bernanke y Paulson ante la Cámara de Representantes de EE UU. Los regidores de la economía estadounidense defendieron su papel durante este tiempo de crisis y excluyeron definitivamente al sector motor del plan rescate. Según palabras de Henry Paulson, quieren dejar un fondo de maniobra para que el presidente entrante pueda actuar.

Las petroleras fueron las grandes beneficiadas de la jornada ya que el precio del barril de Texas se mantuvo estable. Exxon Mobil se apuntó un 4,02% y su competidora Chevron un 3,70%. Los valores más castigados de la jornada fueron las entidades financieras y las empresas del sector motor. Citigroup continúa su tendencia a la baja y cayó un 5,96%, mientras que JPMorgan Chase cedió un 1,92%. General Motors recuperó muchas pérdidas a última hora y retrocedió un 2,83%