Crisis automovilística

Merkel cree que el rescate de EE UU al sector motor puede ser negativo para Europa

La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó hoy, tras reunirse con el presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, que las ayudas que puede adoptar la nueva Administración de Estados Unidos para el sector del automóvil pueden representar "un problema" para las empresas europeas.

Merkel, que se reunió con Berlusconi en Trieste (norte de Italia) en el marco de una cumbre bilateral, añadió que Alemania ha pedido a la Comisión Europea que estudie cómo Estados Unidos apoyará a la industria del motor "para que la europea no sufra daños".

"También nosotros podemos ayudar al sector", añadió Merkel, en referencia a una posible intervención de la Unión Europea (UE) frente a la crisis del automóvil. Respecto al anunciado plan del Gobierno alemán para apoyar al grupo automovilístico nacional Opel, Merkel explicó que tiene como objetivo dar garantías, pero no un aumento de capital.

"Se trata de dar una garantía en el caso en que Opel se encuentre sin fondos por parte de su casa matriz (General Motors )", agregó la canciller. Opel ha pedido una garantía estatal de mil millones de euros para hacer frente a la difícil situación precipitada por los problemas que atraviesa General Motors.

Berlusconi aseguró que de momento Italia no estudia ayudas al sector de automoción, pero no descartó que se puedan realizar en un futuro, según como reaccione el mercado.