Hora 25

Solbes asegura que el Gobierno descarta una rebaja fiscal

El ministro de Economía, Pedro Solbes, ha pasado por los micrófonos de Hora 25 para conceder la primera entrevista después de la cumbre financiera del G-20. Solbes se ha mostrado satisfecho con los resultados de esta cumbre y ha analizado las principales conclusiones de la reunión. Por otro aldo, el vicepresidente económico asegura que el Gobierno "no se plantea una nueva rebaja fiscal".

Para el vicepresidente económico, lo que nos debe quedar de la cumbre es que "hay que mejorar la regulación y la supervisión del sistema financiero, que está claro que no funcionó".

"Creo que fue una gran reunión en términos simbólicos" ha explicado Pedro Solbes, "porque el 95% del PIB mundial ha sido capaz de sentarse en una misma mesa para hablar y hacer frente a los problemas actuales".

Para el vicepresidente económico mensajes como el de que no se va a utilizar el proteccionismo en este período -"no vamos a intentar trasladarle al vecino el problema mediante ayudas públicas", decía el ministro- o el de que una actuación conjunta en todos los países podría tener sentido "son mensajes muy potentes e importantes" que han salido de esta cumbre de Washington.

Impulso fiscal

A este respecto, el ministro descarta una nueva bajada de impuestos para los ciudadanos, en su opinión el Gobierno ha hecho ya un esfuerzo importante con medidas como el retraso en los pagos del IRPF o ayudas a las empresas. Por otro lado, señala que el Ejecutivo invierte en partidas como el desempleo, lo que implica que si la situación económica española continúa empeorando "lógicamente tendremos que gastar más dinero", con lo que la recaudación, será menor y aumentará el déficit.

Exceso de crédito

Para el ministro, en términos técnicos se ha producido un exceso de crédito, un "exceso de apalancamiento de empresas", y del mundo financiero. Para Solbes el crédiro se ha ampliado mucho en el mundo, pero con un respaldo de capital de las instituciones menor del que hubiera sido necesario.

En este momento lo que ocurre es que se está volviendo a una situación de 'normalidad', lo que implica, en palabras del ministro, supone que el crédito se está reduciendo y hay que buscar más capital para volver a situaciones más saneadas.