Bolsa de Nueva York

El G-20 tampoco levanta a Wall Street, que cae un 2,63%

La cumbre de Washington ha pasado inadvertida para los inversores de la Bolsa Nueva York, que inició una nueva semana con tendencia negativa. En la misma tendencia de alta volatilidad de los últimos tiempos, el Dow Jones de Industriales se dejó un 2,63% y se acerca cada vez más a sus mínimos anuales.

El escepticismo a los soluciones de la cumbre del G-20 del pasado fin de semana en Washington y la mala salud económica que presentan las grandes empresas de EE UU, han propiciado una nueva apertura de semana de pérdidas en Wall Street. El índice Dow Jones cayó un 2,63% y cerró la sesión en los 8.273 puntos, mientras que el Standard and Poors 500 cedió un 2,58% situándose en los 850 puntos. Por su parte el selectivo Nasdaq, donde operan numerosas empresas tecnológicas y de Internet perdió un 2,29% hasta los 1.482 puntos.

La jornada abrió con pérdidas cercanas al 2% contagiada por la mala sesión de las Bolsas europeas y por algunas noticias empresariales preocupantes. La volatilidad y algún dato macroeconómico favorable levantaron el ánimo de los inversores y a media sesión la cotización del Dow Jones y de los otros índices norteamericanos era prácticamente plana. Sin embargo, en las últimas semanas Wall Street decide su signo en la última hora. Cuando todo hacía indicar que la sesión cerraría con pérdidas leves, un aluvión de ventas cayó sobre el parqué neoyorquino que cerró con un importante retroceso.

En EE UU, el sector financiero y el automovilístico siguen pidiendo auxilio y empiezan a buscar soluciones a la desesperada. El mayor banco de EE UU en cuanto a capitalización bursátil, Citigroup confirmo que tiene la intención de reducir su plantilla en 50.000 puestos de trabajo . La recomposición afectará a sus delegaciones en todo el mundo y supone el despido de una séptima parte de su personal. La falta de liquidez y la excesiva cantidad de activos contaminados, son las principales razones de esta reducción de plantilla. Aunque según analistas estos reajustes suele ser bien recibidos en los parqués, la desconfianza que genera la banca en los inversores es superior y Citigroup ha sido fuertemente castigado en la jornada de hoy, sus acciones han caído un 6,62%.

La otra noticia empresarial del día la ha vuelto a protagonizar General Motors, que a falta de un plan rescate que le aporte liquidez, ha decidido comenzar a vender activos para salvar a la empresa motriz. El gigante de Detroit anunció que está dispuesto a vender su participación del 3% en la japonesa Suzuki. Está operación reportaría a GM un montante de 232 millones de dólares aproximadamente, que le ayudarían a subsistir hasta que se haga efectiva la ayuda estatal prevista por la Casa Blanca. La noticia fue bien acogida por los inversores en los parqués y General Motors fue la mejor empresa del Dow Jones y se apuntó un 5,65%. Otras empresas que cerraron la sesión en positivo, fueron General Electric que ganó un 0,56% y la aeronáutica Boeing que avanzó un 0,34%.

En el plano de pérdidas, mala jornada la para la empresa de aluminio Alcoa, que fue la que más perdió y cayó un 10,79%. Además de Citigroup, los otros bancos cerraron también con importantes pérdidas, Bank of America retrocedió un 8,47%, mientras que las acciones de JPMorgan Chase restaron un 4,93%.

Por su parte, el mercado de futuros del petróleo Texas, de referencia en EE UU continúa cayendo y rebajó su cotización en un 3,56%. De este modo, el barril de petróleo se sitúa en los 55 dólares y alcanza sus niveles mínimos en los últimos 22 meses.