Inmobiliario

Metrovacesa congela la inversión en los primeros nueve meses del año

La mayor inmobiliaria española, Metrovacesa, ha pasado de invertir 2.081,4 millones en los nueve primeros meses de 2007 a destinar a inversión en el mismo periodo de este año 274,5 millones.

La crisis inmobiliaria y financiera ha paralizado la política de inversión del grupo. A principios de año Metrovacesa presentó el Plan Fénix, que contemplaba la inversión hasta 2010 de 4.000 millones de euros y cerrar ese año con una cartera de activos valorada en 17.313 millones de euros, frente a los 12.879 millones de principios de 2008. Cinco meses después de presentar aquel plan, la compañía no tuvo más remedio que reconocer su revisión dada la coyuntura económica.

En lugar de llevar a cabo inversiones, la inmobiliaria se ha centrado este año en vender activos y reducir así su elevada deuda (cerca de 7.000 millones a septiembre de este año). En los nueve primeros meses, Metrovacesa ha vendido inmuebles por 631,1 millones, destacando tres centros comerciales y dos edificios de oficinas. Por contra, tan sólo una operación ha supuesto la casi totalidad de la política de inversión de este año de Metrovacesa, la compra por 220,6 millones de un proyecto en Barcelona de edificación de oficinas, hotel y centro comercial (Vilamarina).

METROVACESA 7,46 0,27%

La compañía controlada en un 80,6% por la familia Sanahuja presentó el viernes los resultados hasta el tercer trimestre, en los que registró unas pérdidas de 41,5 millones de euros frente a un beneficio de 1.083 millones de euros en el mismo periodo de 2007. La empresa explicó en su comunicado a la CNMV que el resultado se vio afectado por la revisión del valor de sus activos y por la salida de Gecina de sus cuentas.