Electricidad

La avería en una central deja a Mallorca y Menorca sin suministro eléctrico

Una avería en la central térmica del Murterar, en Alcúdia, dejó sin suministro eléctrico desde ayer mediodía a Mallorca y Menorca, con unos 574.000 abonados afectados. A última hora de la tarde aún quedaba un 10% de los usuarios sin suministro eléctrico.

La avería, según fuentes de la Delegación del Gobierno en Baleares, se produjo a las 12.06 cuando se registró un cortocircuito trifásico doble en la central. Gesa Endesa vincula el origen del suceso a las tormentas caídas en la mañana de ayer en las islas.

La consejera de Interior, María Ángeles Leciñena, calificó el incidente de 'grave' e informó de que el Gobierno balear abrirá un expediente informativo por el incidente, que provocó 'suministro cero' en las dos islas. Leciñena ha indicó además que los hospitales de Mallorca y Menorca trabajaron 'con grupos electrógenos propios' y no han tuvieron ninguna afectación por el corte. La Consejería de Interior facilitó carburante a algunos de estos centros sanitarios.

En referencia al expediente informativo, el Gobierno clarificó que creará hoy un grupo de trabajo para gestionarlo El objetivo, según explicó Leciñena, es evaluar las pérdidas ocasionadas por el apagón.

La primera zona que recuperó la electricidad fue la capital, Palma, donde el corte ocasionó un importante atasco de tráfico debido al apagón de los semaforos. A pesar del caos inicial, no se registraron incidencias.

Menorca, por su parte, no consiguió restablecer el suministro eléctrico hasta pasadas las 2 de la tarde. Una gran parte de la isla de Mallorca no había conseguido volver a la normalidad a última hora de la tarde La empresa había anunciado en el momento del fallo que el suministro se iba a recuperar totalmente en un máximo de dos horas.

Además de los problemas en el tráfico de la capital hubo ciertas incidencias en la red de telefonía fija y móvil que no operaron con normalidad. El aeropuerto y los puertos de la comunidad autónoma, por su parte, no registraron ninguna incidencia de gravedad.