Ajustes

Arcelor contempla recortes de plantilla si no crece la demanda

ArcelorMittal deja la puerta abierta a un recorte de su plantilla en España si la demanda de acero no se recupera en los próximos meses. De momento, el grupo ya ha prescindido de un tercio de los trabajadores que tenía mediante subcontratas.

No puedo asegurar que vayamos a mantener la plantilla fija en los próximos seis meses'. Así de tajante se mostró ayer Gonzalo Urquijo, el único español en la cúpula de ArcelorMittal, durante un encuentro con la prensa para explicar los efectos en España del recorte de producción decidido por el grupo siderúrgico ante la crisis.

Urquijo quiso dejar claro que, de momento, la prioridad del gigante del acero sigue siendo mantener los puestos de trabajo fijos (unos 13.000 en España) y llevar adelante el plan interno de reducción de costes puesto en marcha para tratar de compensar los efectos de la brusca caída de la demanda en el sector.

Por ahora, la reducción de producción prevista en España, del 40% en el negocio de productos largos y del 35% en el de planos, en línea con la media acordada para todo el grupo, sólo está teniendo efectos sobre el empleo temporal o el externalizado. De las cerca de 3.000 personas que trabajan subcontratadas en los centros españoles de ArcelorMittal, la compañía ya ha decidido prescindir de un tercio: unos 400 empleados en Asturias, otro tanto en el País Vasco, 100 en Navarra y el resto, repartido por las otras plantas del grupo.

ARCELORMITTAL 30,44 3,22%

Además, la empresa está aprovechando todas los mecanismos de flexibilidad que permiten los convenios vigentes en el grupo, como el uso de días libres y vacaciones pendientes o la supresión de horas extraordinarias.

Urquijo no precisó con qué margen cuenta la compañía antes de poner en marcha cualquier medida de ajuste de plantilla. '¿Quién se atreve a dar ahora una previsión de 2009?', se preguntó, para insistir en que la economía mundial está atravesando una situación sin precedentes ante la que ArcelorMittal no tiene más remedio que reaccionar. 'Nos adaptaremos en plantilla y producción a la evolución del mercado, en un sentido o en otro', recalcó el ejecutivo.

En cuanto a las inversiones previstas, reiteró lo expuesto en la presentación de resultados del pasado día 5: se congelan los planes de expansión de forma temporal, lo que supondrá que en el cuarto trimestre sólo se ejecuten la mitad de los desembolsos previstos. El grupo invertirá, finalmente, 1.500 millones de dólares (1.200 millones de euros) en lo queda de año a nivel mundial.

A juicio de Urquijo, la caída real de la demanda de productos siderúrgicos es inferior al recorte del 35% que ArcelorMittal ha impulsado en su producción, y que es equivalente a nueve millones de toneladas o al total de las exportaciones de China. En la práctica, proveedores e intermediarios están llevando al mercado muchos productos que tenían en stock a la espera de que el mercado se estabilice y con la esperanza de que el precio del acero vuelva a bajar.

El grupo espera que, una vez terminado este proceso, la demanda se recupere, dado que será necesario volver a llenar los almacenes. Según el presidente de ArcelorMittal, Lakshmi Mittal, a partir de 2009 el mercado volverá a crecer entre un 3% y un 5% anual.

Contrato eléctrico con la francesa EDF

ArcelorMittal adelantó ayer que los grandes consumidores de energía ya han logrado cerrar un contrato de suministro eléctrico a través de Fortia, su central compras, 'con una compañía extranjera'. Según fuentes conocedoras del acuerdo, la eléctrica es la francesa EDF, que se ha comprometido a suministrar una pequeña parte de las necesidades energéticas de la gran industria: unos 100 megavatios (MW) de los 2.000 o 2.500 MW que está comprando Fortia dependiendo de las horas. ArcelorMittal espera poder lograr acuerdo similares con eléctricas españolas.