Aerolíneas

La tensión entre Marsans y Argentina por Aerolíneas se recrudece

Las tensiones entre el Gobierno argentino y Marsans por Aerolíneas Argentinas se han recrudecido con acusaciones del Estado sobre supuestas 'maniobras dilatorias', coincidiendo con un informe que revela que la situación de la compañía es más grave que lo reconocido por el grupo español.

Esta vez el nudo de la pelea pasa por el estado patrimonial negativo de Aerolíneas y Austral, que, según una auditoría pública, es mucho más abultado de lo admitido por Marsans en los estados contables de las compañías. La Auditoría General de la Nación (AGN) de Argentina revisó esos balances a petición del Parlamento y, de acuerdo con un informe divulgado ayer, determinó que el patrimonio neto negativo de ambas compañías al 17 de julio pasado es de 2.190 millones de pesos (659,6 millones de dólares).

El organismo oficial llegó a esa conclusión tras realizar varios ajustes a los estados contables remitidos por Marsans, que registraban una situación patrimonial negativa de ambas empresas de 894 millones de pesos (269,2 millones de dólares) al 17 de julio, cuando el grupo español firmó con el Gobierno argentino un acuerdo para vender al Estado la línea aérea y su subsidiaria. El informe de la AGN marca un 'progresivo deterioro' en 'todas las variables de las empresas, tanto el endeudamiento como la solvencia general, careciendo de financiación propia, de liquidez y especialmente de capital de trabajo para poder hacer frente a los compromisos'.