Bolsa de Nueva York

Wall Street desconfía del plan de Paulson y se hunde un 4,73%

La Bolsa de Nueva York ha perdido toda la confianza en las medidas tomadas por el Departamento del Tesoro y encadena su tercera jornada consecutiva en negativo. El Dow Jones cayó un 4,73% arrastrado por el sector financiero que cada día ve con más escepticismo el plan rescate.

La actualización del plan rescate anunciada hoy por Henry Paulson y la consiguiente negativa a comprar activos contaminados, cayó como un jarro de agua fría dentro de los inversores. Los principales índices del parqué neoyorquino registraron grandes retrocesos, el Dow Jones perdió un 4,73% y se acerca al mínimo marcado el 27 de octubre. El Standard and Poors 500 retrocedió un 5,19% y se situó en los 852 puntos, mientras que el selectivo tecnológico Nasdaq cedió un 5,17% y cerró la sesión en 1499 puntos, situandose en su nivel mínimo anual.

El renovado plan rescate ha sido acogido en el parqué como un 'volantazo' para tratar de reconducir la situación a la desesperada. El Departamento del Tesoro estadounidense no comprará más activos tóxicos y prolongará su ayuda a otros sectores como las tarjetas de crédito y empresas del mercado del automóvil. También, tal y como ya anunciara ayer, apoyará la refinanciación de hipotecas y préstamos para la compra de automóviles, en lo que supone un traslado de la crisis a los particulares. Paulson se ha excusado en la "lentitud de la reactivación de la economía al comprar productos contaminados", un mensaje que ha sido recibido por los inversores como un síntoma de abandono al sector financiero y a los bancos en problemas.

La iniciativa del Tesoro va claramente dirigida a recuperar una confianza del consumidor, que comienza a dar señales de caer en picado. Si el lunes era la cadena de tiendas informáticas Circuit City quien se declaraba en situación de quiebra, hoy era su competidora, Best Buy quien rebajo sus previsiones de ventas en un 29%. Unos datos que hacen que las empresas teman una gran caída de las ventas en la temporada navideña.

DOW JONES 25.798,42 2,17%

De la jornada salieron muy perjudicadas las entidades bancarias. Citigroup, el mayor banco de EE UU en cuanto a capitalización bursátil se desplomó un 10,74%, mientras unos de sus competidores, Bank of America perdió un 9,04%. Incluso la empresa de tarjetas de crédito American Express, recién incluida en el plan de rescate reaccionó a la noticia muy a la baja y cayó un 10,49%. Solo cerró en positivo General Motors, que rebotó un 5,48%, después de perder más de un tercio de su valor en las dos últimas jornadas. Coca Cola fue la que menos perdió y cedió un 1,37% y volvió a mostrarse como uno de los valores más fiables del Dow Jones.

El mercado de futuros del petróleo Texas de referencia en EE UU sumó una nueva caída, rebajó su precio un 6% y acumula una reducción del 11% en dos días. El precio del barril queda en 55,7 dólares, el precio más bajo de los últimos 21 meses. La cotización de Chevron se vio afectada por este retroceso y cayó un 8,39%.

Después de tres jornadas negativas, mañana los inversores estarán atentos a la publicación de nuevos datos macroeconómicos. La balanza comercial y los subsidios de desempleo ambas con perspectivas muy negativas por parte de los analistas influirán en gran medida en el comportamiento de los mercados.