Vivienda

El Gobierno exige que las entidades den crédito a partir de diciembre

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, dijo ayer que cuando se realicen las dos subastas de fondos destinados a entidades financieras (la última está prevista para diciembre), el Gobierno 'podrá exigir a la banca que haga su trabajo y facilite el crédito a las pequeñas y medianas empresas y a las familias'. La titular de Vivienda, en una entrevista mantenida en Antena 3 y recogida por Efe, hizo referencia a las subastas de compra de títulos hipotecarios a los bancos por parte del Fondo de Adquisición de Activos Financieros que se llevarán a cabo los próximos 20 de noviembre y 11 de diciembre.

Según Corredor, el objetivo que persigue el Gobierno al poner en marcha esta medida de inyección de liquidez es que se transmita el crédito a las empresas y los ciudadanos y éstos puedan adoptar sus decisiones de inversión y consumo sin demasiadas trabas. De hecho, la ministra consideró 'bueno' este momento para comprar una vivienda, porque 'estamos en una situación de serenidad y oferta incomparable respecto a los últimos años'; y además el mercado asiste por fin a una 'llamativa' moderación del euríbor y a la perspectiva de que ésta continúe, 'ya que el BCE va a seguir bajando el precio oficial del dinero'.

Corredor recordó que como el euríbor comenzó a recortarse en octubre y los bancos suelen aplicar el tipo correspondiente a dos meses antes de la fecha en la que el titular de la hipoteca revisa la cuota, serán las familias que actualicen sus créditos en diciembre quienes primero noten las últimas rebajas. Desde el punto de vista de las políticas públicas, la ministra aseguró que 'no es un momento especialmente difícil' y recordó que el Ejecutivo quiere fomentar la vivienda protegida (VPO). No obstante, entra dentro de lo previsible que suspendan pagos más promotoras inmobiliarias creadas en los últimos años del boom 'que ahora se encuentran con graves dificultades'.

Precios vivienda

Corredor se hizo eco de los datos facilitados por algunos estudios de mercado que sostienen que el precio de la vivienda está cayendo un 15% en términos reales (descontada la inflación). Cifras aún lejos del incremento nominal del 0,4% que calcula el Ministerio.