Despidos colectivos

Deustche Post quiere recortar 14.900 empleos

La compañía alemana de servicios postales Deutsche Post quiere recortar 14.900 empleos en sus deficitarias actividades de mensajería rápida en Estados Unidos y retirarse de ellas a finales de enero de 2009, ha informado hoy la empresa alemana al presentar los resultados trimestrales.

Deutsche Post subió en los nueve primeros meses del ejercicio el beneficio neto un 28,7%, hasta 1.460 millones de euros (1.869 millones de dólares), frente al mismo periodo de 2007. Además, la facturación mejoró entre enero y septiembre un 2,3%, hasta 40.454 millones de euros (52.185 millones de dólares), frente al monto logrado en los mismos meses de 2007.

La compañía informó de que el 70% de este volumen de negocios se generó fuera de Alemania. De hecho, a pesar de desprenderse de su división de envíos urgentes, prevé mantener la de mensajería internacional en Estados Unidos.

Con las medidas aprobadas para la mensajería rápida en ese país -DHL Express-, Deutsche Post prevé reducir los costes de los 4.200 millones de euros (5.400 millones de dólares) actuales a 770 millones de euros (1.000 millones de dólares). Deutsche Post ya había anunciado un recorte en estas actividades en Estados Unidos de 9.500 empleos a lo que ahora suma otros 5.400. Las reestructuración costarán a Deutsche Post unos 3.000 millones de euros (3.900 millones de dólares) en los próximos dos años y se contabilizará principalmente en 2008.

Deutsche Post mejoró la ganancia operativa en los nueve primeros meses del ejercicio un 27%, hasta 2.100 millones de euros (2.688 millones de dólares), frente al monto del ejercicio anterior, por la devolución de 572 millones de euros (738 millones de dólares) en concepto de subvenciones del Gobierno alemán.

A comienzos de septiembre, el primer banco alemán en activos, Deutsche Bank, compró una participación de casi el 30 % del Postbank para fortalecer su división de banca minorista en una operación que supone un nuevo gran paso en el cierre de la consolidación de la banca privada de Alemania.

En el primer semestre, Deutsche Post sufrió una caída de la ganancia por las depreciaciones de Postbank. La compañía amplió en 2005 los servicios postales germanos, que ahora también ofrecen servicios de logística y de correo rápido, con la adquisición de empresas como DHL Worldwide Express y Exel Plc. Las acciones de Deutsche Post subían a media sesión un 8,8%, hasta los 10,18 euros.