Bolsa de Nueva York

La preocupación económica hunde a Wall Street, que pierde un 10% en dos días

Wall Street volvió a vivir una jornada de grandes pérdidas y certificó la caducidad del efecto Obama. De nuevo, los malos datos macroeconómicos frenaron a los inversores, que ven muy cercana la sombra de la recesión. El Dow Jones cayó un 4,85% y perdió los 9.000 puntos.

El temor a una recesión económica mundial apareció de nuevo en Wall Street, tras el pequeño suspiro que otorgó el efecto Obama. Los inversores ordenaron vender y los tres índices más importantes de Wall Street cedieron entorno más de un 4,5%. El Dow Jones retrocedió un 4,85% y perdió el soporte de los 9.000, después de haberlos recuperado hace apenas unas semana. El Standard and Poors 500 cayó un 5,03% y se sitúa en los 904 puntos, tras haber perdido más de 100 en dos días. Por su parte, el tecnológico Nasdaq restó un 4,34%.

La sesión en el parqué neoyorquino abrió con pérdidas cercanas al 2%, dejándose llevar por la pésima jornada en las Bolsas europeas. El recorte de medio punto porcentual en los tipos de interés por parte del BCE, resultó insuficiente para los inversores europeos, un pesimismo que se trasladó a la otra orilla del atlántico en la apertura de la jornada.

El temor a la recesión económica no es infundado. Desde hace varias semanas, todos los indicadores que publica el Ejecutivo norteamericano se mueven en esa dirección y así lo están interpretando los inversores, que día tienen más incertidumbre y menos confianza. Hoy era el turno de los datos del subsidio de desempleo, una cifra que aumento en 122.000 personas hasta el 25 de agosto, situándose en 3,84 millones de parados, el nivel más alto de los últimos 25 años. Otro indicio de recesión lo dio el índice de ventas minoristas, sufrió un retroceso del 4,8%, un punto por encima de los que esperaban las peores previsiones de los analistas.

En jornadas con tantas turbulencias, las empresas más perjudicadas son siempre las que gozan de menor estabilidad. Alcoa y General Motors son dos de los valores calificados como inestables por los analistas y así se reflejo en la sesión de hoy. La fabricante de aluminio, Alcoa retrocedió un 13,14% y perdió casi todo lo recuperado la semana pasada, por su parte GM se dejó un 12,95%. Algunas de las entidades financieras con problemas de liquidez también acusaron la jornada de perdidas y se devaluaron considerablemente, Citigroup bajó un 8,95% y American Express un 9,92%.

Las que menos bajaron fueron las empresas que comercializan bienes de consumo, Coca Cola perdió un 0,54% y Procter and Gamble un 0,99%. Dentro de las que presentaban resultados en la jornada de hoy, Wal Mart aumentó sus ventas un 2,4% y eso le hizo ser una de las menos castigadas de la jornada, cedió un 1,16%.

El mercado de futuros de petróleo Texas continuó bajando, hoy se abarató un 6,40% y se situó en los 61 dólares por barril. El precio del barril ha caído más de 80 dólares en los últimos cuatro meses.

En la jornada de mañana, los inversores estarán muy atentos a los resultados del gigante automovilístico, Ford, y a los datos referente a la creación de empleo agrario en octubre. Por si fuera poco, el ex presidente de la Fed, Alan Greenspan, interviene en un seminario económico en Toronto