Innovaciones automovilísticas

Nissan pide al Gobierno que de muestras de su apuesta con el coche eléctrico

La dirección de Nissan ha pedido hoy al Gobierno que dé "señales claras" de su apuesta por la implantación en España del coche eléctrico, una estrategia, ha señalado, que comparte el grupo automovilístico, pero que requiere de infraestructuras, socios e incentivos para su óptimo desarrollo.

Los máximos responsables de Nissan en Europa se han reunido hoy en Madrid con el ministro de Industria, Miguel Sebastián, con quien han hablado sobre la posibilidad, aún en fase de estudio muy embrionaria, de fabricar en la planta de Barcelona este tipo de vehículos a partir de 2012.

Tras el encuentro, que ha durado cerca de dos horas, el máximo responsable de Finanzas de Nissan en Europa, Eric Nicolas, ha explicado que la compañía está interesada en la fabricación de coches no contaminantes en países como Japón, EEUU, Dinamarca, Portugal, Israel o España, aunque ello requiere de importantes esfuerzos e inversiones desde diferentes ámbitos.

Nicolas ha pedido, en este sentido, que el Gobierno español dé "señales claras" de que se toma en serio el proyecto y de que está dispuesto a impulsar las medidas necesarias que permitan el desarrollo de estos nuevos vehículos.

Ha indicado, por ejemplo, que el funcionamiento de coches eléctricos requiere de una red de puntos de suministro donde "enchufar" estos coches y que es la Administración "la que tiene que fomentar la implantación" de estas instalaciones, así como conseguir "que haya socios que quieran trabajar" en el proyecto.

El responsable de Nissan también ha indicado que el Gobierno "tendría que utilizar vehículos eléctricos para su propio uso", ya que si él no los utiliza "no transmitirá ningún mensaje de que es serio en este tema".

Nicolas ha subrayado, además, que hacen falta "incentivos" que garanticen la rentabilidad de estos coches al inicio de su comercialización, con medidas como la reducción del IVA, la bonificación a los clientes o el impulso de acciones de apoyo al sector.

"España es un país muy apto para estar a la vanguardia en la producción de coches eléctricos. Esto encaja perfectamente con nuestra visión, pero necesitamos que alguien impulse el proyecto, y si lo podemos hacer conjuntamente con la economía española, estamos dispuestos a ello", ha declarado el vicepresidente europeo de Producción, Trevor Mann.

Los responsables de Nissan, en cualquier caso, han remarcado que la compañía "todavía no ha decidido" qué vehículos se fabricarán a partir de 2012 en la planta de Barcelona, donde la dirección de la automovilística ha anunciado un expediente de regulación de empleo (ERE) para 1.680 trabajadores, casi el 40% de su plantilla.

De igual manera, han añadido, "no se ha decidido si los coches eléctricos van a ser la solución (a la planta de Barcelona) o parte de ella".

"Va a ser en 2010 cuando se decida si esto sería una solución, qué vehículos van a ser los más apropiados y si la planta de Barcelona es competitiva para atraer la producción de nuevos vehículos", ha explicado Nicolas, que ha precisado que "cualquier coche sería el apropiado" si hubiera un volumen necesario como para que la fábrica barcelonesa fuera sostenible. Los directivos de Nissan en Europa han afirmado que el grupo japonés "lleva 25 años contribuyendo a la economía española" y que su intención "es estar aquí en el futuro".

Desde 1995, han explicado, Nissan ha pagado 650 millones de euros en impuestos y ha recibido subvenciones por un valor de 66 millones de euros, lo que significa que ha pagado diez veces más de lo que ha recibido en materia de ayudas económicas.