Resultados

Adidas rebaja su previsión de beneficios para 2009 pero mantiene la de este año

Adidas ha pasado de su eslogan de "Imposible is Nothing" a reconocer que abandona sus previsiones de beneficio para 2009 ante la actual situación económica. El fabricante alemán de artículos deportivos anunció un beneficio neto de 590 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 10,6% más que en el mismo periodo de 2007.

El jugador de fútbol Leo Messi, actual imagen de Adidas
El jugador de fútbol Leo Messi, actual imagen de Adidas

Adidas, el segundo mayor fabricante de artículos deportivos del mundo, abandonó su previsión de resultados del 2009 a la luz de la creciente incertidumbre económica, pero ratificó sus pronósticos para este año.

Por su parte, el analista Robert Greil de Merck Finck dijo que retirar la estimación del 2009 es "decepcionante, especialmente ahora". Adidas indicó que ahora espera que el crecimiento de las ventas y ganancias del próximo año se enfríe, en un paso atrás desde su previsión anterior de un crecimiento en ventas, ajustado por tipo de cambio, de casi un 10% y un aumento de las utilidades de al menos un 10 por ciento.

"El actual estado de la economía mundial significa que tenemos desafíos frente a nosotros que requieren toda nuestra energía y concentración", dijo el presidente ejecutivo Herbert Hainer.

Al cierre de la jornada, las acciones de Adidas cayeron un 9,6% hasta los 26,64 euros. Si bien, en lo que va de año su desplome es del 48%, por encima de Nike, la compañía líder del sector, que retrocede un 20,67% desde enero.

Resultados

Según informó hoy la empresa germana, la ganancia neta se estancó en el tercer trimestre del ejercicio en 303 millones de euros (388 millones de dólares) por el aumento de los costes financieros. La facturación mejoró entre enero y septiembre un 4,4%, hasta 8.225 millones de euros (10.528 millones de dólares), en comparación con el monto logrado en los mismos meses de 2007.

Esta mejora se produjo por el aumento de las ventas en las marcas Adidas (9,9 %) y TaylorMade-Adidas Golf (0,8%). Sin embargo, las ventas de Reebok cayeron en los nueve primeros meses del año un 10,1%.

Adidas, que creció en todas las regiones excepto en Norte América, compró en 2005 Reebok por 3.100 millones de euros (3.968 millones de dólares), ó 59 euros en metálico por cada acción de la estadounidense, para reforzar su posición en EE UU y acercarse a su inmediato competidor y líder mundial, Nike.

Las ventas en Europa subieron entre enero y septiembre un 9,3%, en Asia mejoraron un 16 por ciento y en Latinoamérica ascendieron un 33,7%. Sin embargo, las ventas cayeron en Norteamérica un 16,8%, en comparación con los nueve primeros meses del pasado año, por la debilidad del dólar.

El presidente de Adidas, Herbert Hainer, dijo que "vamos por el buen camino para lograr nuestros objetivos financieros para 2008". "No obstante, la situación actual de la economía significa que tenemos desafíos que requieren toda nuestra energía."