La reforma del sistema financiero

El embajador de EE UU dice que España no estará en la cumbre del 15-N

El embajador de Estados Unidos en España, Eduardo Aguirre, indicó hoy que la ausencia inicial de España a la cumbre sobre el sistema financiero internacional que se celebrará el próximo 15 de noviembre en Washington no se debe a los posibles problemas diplomáticos entre los actuales gobiernos de Madrid y Washington, sino a la fórmula escogida para el encuentro, al que asistirán los países que conforman el G-20, y afirmó que "es una fórmula que no va cambiar".

No obstante, Aguirre reconoció, en declaraciones a Telemadrid, que España "tiene toda la razón en tener interés en estar ahí, indiscutiblemente, no solamente por la potencia económica que es, que ya de por sí ya es suficiente, sino por la relevancia financiera que tienen los bancos españoles".

Sin embargo, recordó que la fórmula elegida para "representar a los intereses económicos del mundo en esta reunión" fue la del G-20, una decisión tomada "no solamente por el presidente (George W.) Bush, sino por los líderes de Europa". "El G-20 es un grupo que existía mucho antes de esta crisis y que existe hoy", manifestó. "España no era miembro del G20 ayer y, que yo sepa, no es miembro del G-20 hoy", aseveró.

"Es una fórmula que no va a cambiar", afirmó Aguirre, quien se mostró "absolutamente seguro" de que la elección de esta fórmula "no tuvo nada que ver" con consideraciones del tipo "me cae bien fulano, me cae mal mengano". En cualquier caso, concluyó, "que yo sepa el cocido madrileño éste todavía no se ha puesto en la mesa y aún se está cociendo".

Por lo que respecta al futuro de las relaciones de Madrid y Washington, tras la llegada del demócrata Barack Obama a la Casa Blanca, el embajador insistió en que entre ambos países "hay muy buenas relaciones".

"Los intereses entre España y Estados Unidos van mucho más allá que la persona que esté sentada en La Moncloa o esté sentada en la Casa Blanca", manifestó. "Estamos todavía muy ligados en la lucha contra el terrorismo y para prevenir el narcotráfico, en asuntos militares de la OTAN, en comercio", añadió. "Los intereses que teníamos antes de ayer son los mismos intereses que tenemos hoy", aseveró.

El 'tsunami' de Obama

El embajador afirmó que el triunfo de Obama ha supuesto "un tsunami" en la política de su país porque ha "capturado" el voto de los colectivos que tradicionalmente no acuden a las urnas. Asimismo, estimó que su victoria no se ha debido a su condición de afroamericano, sino a que los votantes le han considerado "el mejor".

"Obama ha sido un agente de cambio, yo diría que ha sido un tsunami en cuanto a crear unas nuevas expectativas de cambio, de ilusión", afirmó el embajador. "Hemos visto que ha capturado la imaginación de votantes que tradicionalmente no acuden a las urnas", añadió, en referencia expresa a los jóvenes y las mujeres.

"Algunos votaron por Obama porque era negro y algunos votaron contra Obama porque era negro", admitió, pero a su juicio la mayoría de los estadounidenses "no han votado por un afroamericano, han votado por lo que ellos creen que es el mejor candidato para ser presidente de su país, han pasado más allá del envoltorio del caramelo".

"Hemos visto claramente a muchos blancos que han votado a negros y a muchos negros que han votado a McCain", añadió. "Creo que nuestro país ha dado un paso más allá en la madurez democrática, estamos votando por el contenido de la humanidad de la persona, no por cómo luce", agregó.