Crisis financiera

Commerzbank pide 8.200 millones al fondo alemán de rescate tras entrar en pérdidas

El segundo banco alemán en activos, Commerzbank, se acogió a una inyección de capital estatal de 8.200 millones de euros (10.496 millones de dólares) tras entrar en pérdidas en el tercer trimestre del año por la crisis financiera.

Commerzbank informó hoy en un comunicado de prensa de que sufrió en el tercer trimestre una pérdida neta de 285 millones de euros (365 millones de dólares), frente al beneficio de 339 millones de euros (434 millones de dólares) del mismo periodo del año anterior.

Además, la entidad de crédito se ha asegurado garantías estatales para cubrir obligaciones por valor de 15.000 millones de euros (19.200 millones de dólares) hasta finales 2012.

El presidente de Commerzbank, Martin Blessing, dijo que el instituto de crédito "usa el programa que el Gobierno alemán ha creado para estabilizar el mercado financiero con el fin de fortalecer su base del capital". Blessing aseguró que "usamos los instrumentos del paquete porque es bueno para el banco, los empleados y los clientes, ya que de este modo Commerzbank asegura su competitividad adicionalmente".

La entidad mantendrá su estrategia

Commerzbank, que adquirió a finales de agosto el Dresdner Bank, hizo hincapié en que mantendrá su estrategia centrada en la financiación de pymes y de clientes privados y que no repartirá dividendos por los ejercicios 2008 y 2009.

Al acogerse a los fondos especiales para la estabilización del mercado financiero (SoFFin), Commerzbank debe aceptar las condiciones que ha puesto el Gobierno alemán, por lo que tampoco pagará gratificaciones este ejercicio y el próximo y reducirá el salario de su consejero delegado a un máximo de medio millón de euros anuales.

Los inversores dieron la bienvenida a que Commerzbank se acogiera al paquete de rescate para los bancos y sus acciones subían en los primeros compases de la negociación un 13%.

A diferencia del Commerzbank, el presidente de Deutsch Bank, Josef Ackermann, ha dejado claro que no usará las ayudas estatales porque "somos fuertes".

Commerzbank tuvo en los nueve primeros meses del año un beneficio neto de 900 millones de euros (1.152 millones de dólares), un 47,5% menos que en igual periodo de 2007.

"Los primeros nueve meses muestran que nuestra modelo de negocios responde también en mercados difíciles", según Blessing, quien destacó que "la intensificación de la crisis financiera en septiembre y el desplome en las bolsas mundiales han dejado notables huellas en la banca de inversión y en la financiación estatal".