Crisis financiera

Francia reconoce las "graves lagunas de control" en el sistema de las cajas de ahorro

La ministra francesa de Economía y Finanzas, Christine Lagarde, señalo hoy que los trabajos preliminares de la Comisión Bancaria sobre las pérdidas de 700 millones anunciados la semana pasada por Caisse d'Epargne revelan "graves lagunas en el sistema de control" de las cajas de ahorro.

Lagarde, que hablaba en conferencia de prensa sobre la investigación que lleva a cabo la Comisión Bancaria sobre esas pérdidas atribuidas por Caisse d'Epargne a un "incidente" en los mercados bursátiles, indicó que su conclusión es que las operaciones litigiosas eran "particularmente complejas".

Además, ese tipo de transacciones bursátiles "no están necesariamente en el modelo económico" de la entidad que agrupa a las caja de ahorro francesas, indicó.

La titular de Finanzas advirtió de que el organismo de supervisión de la banca sigue con la investigación "contradictoria" que no ha concluido y cuyas conclusiones tardarán "meses".

Por su parte, la propia Caisse d'Epargne lleva a cabo una investigación interna de la que ya se ha elaborado un informe preliminar, del que han filtrado algunas conclusiones en los últimos días.

Según esas filtraciones aparecidas en la prensa, las operaciones sobre derivados que provocaron las pérdidas fueron consecuencia de "un número importante de fallos" de la entidad bancaria que traducen descontrol en la gestión de riesgos.

Esas pérdidas costaron el puesto a los tres máximos responsables del banco -el presidente, Charles Milhaud, el director general, Nicolas Mérindol, y el responsable financiero, Julien Carmona-, que dimitieron el pasado domingo en una reunión excepcional del consejo de vigilancia.

Previamente se había despedido, como responsables directos de los hechos, al gerente de la cartera bursátil del banco y a su equipo.