Hacia un nuevo orden financiero

Bélgica fijará un límite para las indemnizaciones de los directivos de los bancos

El ministro belga de Justicia, Jo Vandeurzen, anunció ayer que está preparando un proyecto de ley para limitar las indemnizaciones a los directivos empresariales en caso de despido o dimisión, según la agencia de noticias Belga.

Las indemnizaciones a los directivos de entidades bancarias que han recibido ayudas públicas para superar la crisis están causando polémica en Bélgica, después de que el Estado tuviera que salir al rescate de Fortis, la primera entidad financiera del país, y del banco francobelga Dexia. Algunos ejecutivos, por las presiones o voluntariamente, han renunciado ya a su indemnización.

En el caso de Fortis, el Gobierno belga pidió públicamente que no se hiciera efectivo el pago al que tenía derecho su antiguo consejero delegado, Herman Verwilst. Axel Miller, el ex máximo ejecutivo de Dexia, renunció a su compensación por las presiones del Gobierno francés. Y el director financiero de ING, John Hele, dijo ayer que abandonará la entidad por motivos familiares sin cobrar indemnización.