Hacia un nuevo orden financiero

Merrill cree que la banca europea necesita 73.000 millones de capital

Las principales entidades financieras europeas necesitarán 73.000 millones de euros de capital adicional en los próximos meses para reforzar su balance. Un informe del banco de inversión Merrill Lynch -rescatado in extremis por Bank of America- vaticina que la mala evolución de la economía continental obligará a mejorar la solvencia de las entidades.

La búsqueda de capital por parte de la banca mundial no cesa. Tan sólo cambia de continente. Después de la fuerte recapitalización de las entidades norteamericanas de los últimos meses, llega ahora el turno de las europeas. De acuerdo con informe de la firma de inversión Merrill Lynch, los 23 grandes bancos del Viejo Continente necesitan 73.000 millones de euros en los próximos meses.

Esta fuerte cantidad, no incluye los 36.000 millones que las grandes entidades europeas se ahorrarán al limitar el pago de dividendos a sus accionistas.

Los analistas de Merrill Lynch consideran que, dada la complicada situación de los mercados mayoristas, la búsqueda de capital 'requerirá en la mayoría de los casos apoyo gubernamental, una opción poco atractiva para los consejeros delegados'. El domingo, Holanda acordó con el gigante financiero ING la inyección de 10.000 millones de euros.

La acción de Société Générale llegó a caer ayer un 12% por las dudas sobre su solvencia

El documento divulgado ayer por Merrill Lynch -una firma que fue rescatada por Bank of America para evitar su quiebra- parte de la premisa de que el deterioro de la economía europea impactará sobre los ingresos de las entidades.

Deutsche Bank, el más afectado

El banco que más necesidades de capital tendrá en el futuro, según el informe, es el alemán Deutsche Bank. Hasta 8.900 millones de euros deberá conseguir ya sea en el mercado, a través de fondos soberanos, o con ayuda gubernamental. No obstante, su consejero delegado, Josef Ackermann, aseguró el fin de semana en una entrevista que no requieren capital del Estado. 'Me avergonzaría aceptar dinero público en esta crisis', aseguró. Su rival nacional Commerzbank tendrá que obtener otros 6.200 millones.

Desde el comienzo de la crisis financiera, hace ya 15 meses, la banca mundial ha tenido que reunir 500.000 millones de euros de capital extra. De esa cantidad, las entidades de crédito americanas han acaparado el 52%. El objetivo fundamental de estas operaciones ha sido cubrir las pérdidas originadas por la depreciación de activos tóxicos y mejorar sus ratios de solvencia para conseguir financiarse a mejor precio.

Además de las alemanas, las entidades francesas protagonizarán la captación de capital en los próximos meses, según Merrill Lynch. BNP Paribas necesitará 7.300 millones, Société Générale 6.500 millones y Crédit Agricole otros 3.000 millones. Estas dos últimas han levantado en los últimos meses 6.500 millones y 5.900 millones, respectivamente.

Volatilidad en la banca francesa

Precisamente los rumores sobre la necesidad de capital fueron ayer el detonante de una fuerte volatilidad en las acciones de los bancos galos. Société Générale, el segundo mayor banco de Francia por capitalización, cayó a su más nivel bajo en cinco años y medio por la especulación sobre la necesidad de fondos.

El valor llegó a caer hasta 5,25 euros, un 12%, su nivel más bajo desde el 13 de marzo de 2003, aunque acabó cerrando con un descenso del 3%. Sus acciones acumulan en el año unas pérdidas del 55%.

El fin de semana ya fue nefasto para la banca francesa, con la dimisión de la cúpula de Caisse d'Epargne tras sufrir 600 millones de pérdidas por una operación bursátil no autorizada. Los tres máximos directivos del grupo, Charles Milhaud, Nicolas Mérindol y Julien Carmona renunciaron a su cargo.

Hasta la fecha, los bancos del Viejo Continente que más han tenido que ampliar su capital han sido los británicos y los suizos. Royal Bank of Scotland ha captado en el mercado 42.200 millones de euros desde el comienzo de la crisis, y aumentará aún más su base de capital si finalmente el Gobierno británico entra en su accionariado, como anunció el primer ministro Gordon Brown. Barclays, por su parte, ha obtenido ya 21.400 millones.

En cuanto a las entidades helvéticas, UBS ha obtenido ya 23.900 millones de euros. La última inyección, de 4.500 millones, a cargo del Estado suizo. Mientras, su rival Credit Suisse anunció la semana pasada que buscará en el mercado 6.600 millones de euros adicionales.

El informe de Merrill Lynch ha tomado como referencia las últimas ampliaciones de capital realizadas por firmas británicas y suizas para hacer sus estimaciones sobre las necesidades de fondos de la banca continental. Además, parte de la hipótesis de que la banca vivirá un importante incremento de la morosidad por la entrada en recesión de la economía europea. También asume que la financiación mayorista se mantendrá cara.

La necesidad de capital se incrementará en los próximos meses, no sólo para que las entidades financieras puedan absorber nuevas pérdidas, sino porque los organismos internacionales están planteando que la banca aumente los ratios mínimos de solvencia. Tanto desde la Unión Europea, como desde el Fondo Monetario Internacional se ha insistido en la importancia de que la banca mundial esté sometida a una exigencias de capital mayores, que prevengan la creación y propagación de una nueva crisis financiera.

Santander necesitaría 6.600 millones extra y BBVA, 2.400 millones, según el modelo

El informe de Merrill Lynch también hace referencia a los grandes bancos españoles. Según la firma estadounidense, Santander deberá conseguir 6.600 millones de euros para mejorar sus ratios de solvencia, mientras que BBVA necesitará 2.400 millones.

Los analistas señalan que tanto los bancos españoles como los italianos han ido perdiendo terreno frente a sus rivales europeos, en cuanto a la proporción de fondos propios de máxima calidad. La entidad dirigida por Emilio Botín cuenta con una ratio de capital Tier 1 del 7,88%, y la de BBVA es del 7,7%. Ambas están por debajo de la media de los grandes bancos del mundo, que está en el 8%.

Este desfase puede encarecer la financiación en los mercados internacionales.

A pesar de los pronósticos de Merrill Lynch, Santander cuenta con varios activos que podría vender para reforzar su balance.

En la presentación a analistas que la entidad realizó la semana pasada tras la adquisición de Sovereign, señalaba a su sede central (la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte), a algunas fábricas de productos (gestión de activos y seguros), a su filial en Venezuela, a activos procedentes de ABN Amro y a su participación en Cepsa, como las piezas susceptibles de enajenarse para mantener unos buenos niveles de capital.

BBVA sale mejor parado del vaticinio de Merrill Lynch. Los 2.400 millones de capital que necesitará en los próximos meses, podría obtenerlo con la venta de participaciones. De acuerdo con los cálculos que el consejero delegado de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, expuso recientemente en Londres en una conferencia, la entidad cuenta con plusvalías latentes por valor de 2.700 millones de euros.

Otro aspecto en el que los dos grandes bancos españoles salen bien parados de la comparación con competidores internacionales es en la calificación crediticia.

Ambos cuentan con una valoración AA a largo plazo, con perspectiva estable, por parte de la agencia Standard & Poor's. Tan sólo un banco europeo, BNP Paribas, tiene una calificación mejor. Otros grandes grupos europeos, como Barclays, Deutsche Bank, UBS o Société Générale, presentan un rating algo inferior (AA-).

Respecto a la posibilidad de que los bancos mejoren su capital a cuenta del Gobierno (ya hay un decreto ley que contempla esa posibilidad), la semana pasada se pronunció Emilio Botín para descartar esa posibilidad. 'Las entidades españolas no necesitan la toma de participaciones por parte del Gobierno, como ha ocurrido en otros mercados', aseguró.

Objetivo. ¿Para qué valen los aumentos de capital?

Solvencia Un banco que recibe capital -ya sea de particulares, fondos soberanos o de su propio Gobierno- mejora sus ratios de solvencia, con lo que está más preparado para afrontar pérdidas.

Financiación Al reforzar su capitalización, las entidades logran financiarse en los mercados mayoristas a un precio inferior.