Congreso de los Diputados

El Gobierno invertirá hasta 30.000 millones en activos bancarios en 2008

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy en su comparecencia en el Congreso de los Diputados que el Ejecutivo va a aprobar un crédito extraordinario de 10.000 millones de euros ampliables hasta los 30.000 para permitir, en lo que queda de año, la compra de activos a la banca.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zatero, conversa con María Teresa Fernández de la Vega y Pedro Solbes
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zatero, conversa con María Teresa Fernández de la Vega y Pedro Solbes

"El origen de las turbulencias financieras se sitúa en EE UU". Con estas palabras, reiteración de otras dichas en varias ocasiones, ha iniciado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, su comparecencia para convecencer a los parlamentarios de que apoyen el plan de su Gobierno contra la crisis, medidas destinadas a "restablecer la confianza" en la economía española. "Nada más lejos de querer crear una banca pública permanente" ha asegurado sobre la actuación de los estados de la zona euro en la presente crisis y su intervención en la economía, pero, ha continuado,en la presente situación, "la intervención pública es necesaria e insustituible", tanto como la "reordenación del sistema financiero mundial".

En su presentación, Zapatero ha repasado la génesis y desarrollo de toda la crisis a nivel internacional y las medidas adoptadas por su equipo de gobierno, que se someten hoy a votación y que están siendo discutidas desde 16.00 en el Congreso de los Diputados.

En principio, los decretos, publicados el martes pasado, contarán con el apoyo de PSOE, PP, CiU, PNV y UPyD. La primera de las normas prevé la creación de un fondo de hasta 50.000 millones de euros para comprar activos a los bancos y eleva de 20.000 a 100.000 euros por cuenta y entidad el aval del Fondo de Garantía. La segunda, permite que el Ejecutivo otorgue avales a las entidades financieras por un máximo de 100.000 millones de euros.

En resumen, ha asegurado el presidente del Gobierno, se trata de tres decretos leyes y la ampliación de las garantías de los depósitos. El objetivo, en palabras del presidente es "poner a los bancos en situación de poder otorgar el crédito y la financiación necesarios, que son las únicas maneras, ha dicho, "de crear empleo".

La reforma fiscal anunciada ayer en Valencia por el líder de la oposición, Mariano Rajoy, será uno de los puntos de atención de esta tarde. Siguiendo la línea expresada en los últimos días por el PP, Rajoy aseguró que "los Presupuestos del Gobierno no valen, van a traer más crisis y nosotros vamos a plantear una alternativa".

Rajoy apoya los decretos, pero pide un plan de rescate para las familias

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha dado su visto bueno "por responsabilidad" a los dos decretos-ley del Gobierno con medidas de apoyo a la banca, pero al mismo tiempo ha reclamado un plan de rescate para las familias y pequeñas empresas.

Durante su intervención en el debate en el Congreso, Rajoy ha asegurado que el efecto de las mencionadas iniciativas quedará "en nada" si no se acometen otras reformas "que se necesitan urgentemente".

En su opinión, los decretos-ley no son la "solución definitiva" a la crisis económica, porque el sistema financiero seguirá teniendo dificultades si la economía real tarda en recuperarse y aumenta en exceso la morosidad.

Para el líder del principal partido de la oposición, resulta difícil explicar a la ciudadanía que es necesario "apuntalar con dinero público el sistema financiero" si al mismo tiempo no se ayuda a los trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo o a las familias "asfixiadas" por la hipoteca.