Medicamentos

Citi dice que las perspectivas comerciales del nuevo fármaco de Almirall son bajas

El grupo financiero Citi considera que, a pesar de no albergar dudas sobre la aprobación del nuevo fármaco de Almirall para el tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), el bromuro de aclidinio, las perspectivas comerciales del medicamento continúan siendo bajas.

"Creemos que puede haber un desafío para conseguir la aprobación de un medicamento que parece tener menos actividad broncodilatadora a pesar de las mejoras en el perfil de efectos secundarios contra las terapias actuales. De ser aprobado, creemos que la baja eficacia frente a otras terapias destinará el fármaco a un nicho de pacientes", señaló el informe de Citi.

De acuerdo con el informe del banco, Almirall prevé que el acuerdo de licencia para España esté firmado antes de final de año, lo que "fortalecería el negocio principal". Citi ya había señalado en un informe, publicado a finales de septiembre, que las oportunidades de aprobación regulatoria y de éxito comercial del nuevo producto eras "extremadamente bajas".

Amirall seguirá adelante con el bromuro de aclidinio

Almirall confirmó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que continuará el desarrollo del fármaco con su socio, Forest Laboratories. Jorge Gallardo, presidente y consejero delegado del laboratorio catalán, señaló que el medicamento "sigue siendo un motor de crecimiento a largo plazo y creación de valor para Almirall".

El pasado 3 de septiembre, Almirall dio a conocer los resultados de la fase III del medicamento, que mostraron una diferencia estadísticamente significativa con el placebo en pacientes con Epoc que recibían una dosis diaria. El director general ejecutivo de I+D de la compañía, Per-Olof Andersson, apuntó en su día que este efecto era menor que el registrado en los estudios anteriores.

La compañía adelantó ante el regulador bursártil que en el próximo ejercicio obtendrá un crecimiento de un dígito porcentual en ventas, Ebitda, beneficio neto normalizado y gastos de I+D. Almirall señaló además la fortaleza de su cartera de productos, reiteró sus objetivos para el ejercicio 2008, y apuntó que en su junta general de 2009 propondrá un dividendo de entre el 35% y el 40% de sus beneficios.