5D Inversión

Las ventas se ceban en los grandes valores

Todos los miembros del Ibex concluyen en negativo. Iberdrola Renovables sufrió el mayor castigo, pero Telefónica y la gran banca restan 565 puntos al índice.

El Ibex sufrió ayer la mayor caída de su historia, perdió el 9,23%, tras una sesión muy volátil en la que todos los valores del índice acabaron en negativo. El mercado ya no atiende a razones y se mueve dominado por el miedo; dan lo mismo valores con buenas perspectivas de negocio o compañías con problemas serios, las ventas afectan a todos sin excepción. Y en la sesión del viernes las caídas se concentraron en los valores más líquidos y fáciles de vender: Santander, Telefónica y BBVA, los tres grandes valores del índice, fueron las más decisivas al restar más de la mitad (565) de los 905 puntos que perdió el Ibex. Los tres valores se contaron entre los que más cayeron y ninguno de ellos se comportó significativamente peor que el mercado. Es más, los dos grandes bancos estuvieron entre los cuatro peores del índice.

La operadora, por su elevado peso en el índice, fue la principal responsable de la caída tras dejarse el 9,1%. Telefónica no sufría un castigo de tal magnitud desde el 10 de septiembre de 1998 cuando cayó el 9,41% en la sesión. La compañía concluyó la sesión en 13,79 euros, lo que significa que vuelve a situarse en niveles de octubre de 2006.

Las cosas fueron aún peor para los dos grandes bancos españoles. BBVA perdió el 12,78%, una caída porcentual no vista desde enero de 1999 que dejó la acción en 9,35 euros, un precio que implica que los inversores que compraron acciones después de octubre de 2003 pierden dinero. Santander, por su parte, retrocedió un 11,94%, un retroceso de una magnitud no vista desde el 1 de junio de 1994 y que situó la acción en 9,07 euros, el precio más bajo desde mayo de 2005.

Tocaba vender y nada se puso por delante de los inversores. Iberdrola Renovables sufrió la mayor caída porcentual del día, el 15,3%, lo que supuso también el mayor castigo de su corta historia bursátil. Acciona concluyó como el segundo peor valor del índice tras ceder el 13,05% mientras que Sacyr Vallehermoso perdió el 10,78%. La última vez que ambas compañía sufrieron caídas de tal calibre se remonta a 1991.

Iberdrola, por su parte, también se quedó entre las seis peores del día, perdió un 10,57% en su quinta sesión consecutiva. La eléctrica sufrió así la peor semana bursátil de su historia al perder un 29,8%.

Criteria, otra empresa con una corta vida bursátil, sufrió también la mayor caída de su historia, el 10,39%, mientras que otros retrocesos muy sonados el viernes fueron para Banco Popular (-9,47%), Ferrovial (-9,46%), Red Eléctrica (-8,71%), Banesto (-8,59%), Mapfre (-8,53%) y Gas Natural (-8,26%).

Fuera del Ibex los retrocesos fueron todavía más abultados. Urbas perdió el 23% en una sola sesión, mientras que Montebalito, Befesa, Afirma y Avánzit cayeron más del 16,5%. La única gran excepción del día fue GAM. La compañía destacó con un rebote desde mínimos del 12,38%. Metrovacesa también se coló entre los pocos ganadores con una subida del 2,04%, mientras que Laboratorios Almirall (+0,79%), Viscofan (+0,78%), Funespaña (+0,75%), Cepsa (+0,65%), Natra (+0,19%), Banco Pastor (+0,16%), CAF (+0,1%) y Banco Galicia (+0%) fueron otros que evitaron las pérdidas.

En el año ya tan sólo Funespaña (+16,59%), Nicolás Correa (+12,28%) y Unión Fenosa (+1,97%) se mantienen en positivo en la Bolsa española.

La banca cae con fuerza en Europa

Cuando el mercado se comporta de una forma irracional y se vende sin más, de poco sirven las distinciones sectoriales. Los inversores europeos se deshicieron de todo tipo de compañías sin excepción y los números rojos se impusieron en Europa.

La banca sufrió los mayores batacazos. El índice sectorial del Stoxx cayó el 10,39% el viernes, lo que dejó el retroceso semanal en el 27,1%, el más abultado de todos.

Las materias primas (-9,58%), las telecos (-9%), las aseguradoras (-8,91%), las eléctricas (-8,32%) y las petroleras siguieron (-8%) en términos de caídas porcentuales.

El único sector que se salvó de la quema fue el de automoción. Concluyó la sesión con una subida del 2,03% que se debió exclusivamente al rebote del 15,2% de Volkswagen. Según comentaron algunos analistas la subida se debió al cierre de posiciones cortas. Hace un mes las posiciones bajistas sobre el valor alcanzaban alrededor del 15% de las acciones de la companía alemana. El siguiente mejor sector el viernes fue el de la tecnología a pesar de caer el 5,08% el viernes.

En la semana la pérdidas menos abultada fue para la automoción, que se dejó el 7,41%, mientras que el resto de caídas sectoriales osciló entre el 16,13% del sector de construcción y el 27,1% de la banca.