Reunión del Eurogrupo

París ve "muy probable" la entrada de los estados europeos en el capital de los bancos

La reunión que celebra mañana el Eurogupo - países de la zona Euro - podría concluir con un plan europeo conjunto para hacer frente a la crisis, después de las distintas respuestas procedentes de cada uno de los gobiernos pertenecientes a la UE.

La reunión que celebra mañana el Eurogupo - países de la zona Euro - podría concluir con un plan europeo conjunto para hacer frente a la crisis, después de las distintas respuestas procedentes de cada uno de los gobiernos pertenecientes a la UE.

La ministra de economía francesa, Christine Lagarde, ha declarado esta mañana en una entrevista radiofónica en France Info que "es muy probable que los estados europeas entren aún más en el capital de los bancos que están descapatalizados".

"Hemos visto que Gran Bretaña que está fuera de la zona euro hacer propuestas en este sentido y movilizar 25.000 millones de libras para participar en la recapitalización de bancos ingles. Veremos que pasa en la zona Euro, pero es una de las pistas ha seguir", ha añadido Legarde.

Según un comunicado emitido ayer por el Elíseo, el objetivo de la reunión de los jefes de estado y gobierno de la zona es "definir un plan de acción conjunto de la eurozona y del Banco Central Europeo (BCE) ante la crisis financiera".

La reunión del Eurogrupo, convocada por el presidente francés y presidente de turno de la UE, Nicolas Sarkozy, fue una petición del presidente del Gobierno español, José Luis Rodriguez Zapatero. Los dos líderes, reunidos ayer en la capital francesa, sellaron las desavenencias surgidas tras la cumbre del G-4 celebrada el sábado pasado. "Creo poder decir que el reloj de España y el de Francia marcan la misma hora", declaró Sarkozy en la escueta declaración conjunta tras el almuerzo, asegurando que la reunión del eurogrupo "es, una vez más, la prueba de la gran contribución de Zapatero a la buena marcha de Europa".

Por su parte, el presidente del Gobierno llamó a "la coordinación y determinación" para poder salir de la crisis, caracterizada por una profunda falta de confianza y la incapacidad de los mercados de crédito de funcionar".