Crisis

Toyota confía en vender 59.000 unidades en España este año

El fabricante japonés de automóviles Toyota se conformaría con alcanzar un volumen de matriculaciones de 59.000 unidades en España durante el presente ejercicio, lo que en comparación con las 77.000 unidades entregadas el pasado ejercicio supone una disminución del 23%, debido a la caída de las ventas que se está produciendo en el mercado automovilístico español, según informó el vicepresidente de la filial española de Toyota, Daniele Schillaci, en el marco del Salón Internacional del Automóvil de París.

Sin embargo, Schillaci se mostró satisfecho de estar logrando mantener, hasta el pasado mes de septiembre, los mismos niveles la cuota de mercado registrados por la compañía en España y de haberla aumentado en el canal de venta a particulares.

El vicepresidente de la filial española resaltó que las previsiones para el próximo ejercicio en el mercado automovilístico nacional son peores que las de este año y señaló que en 2009 las matriculaciones de turismos en España se podrían situar en cerca de un millón de unidades.

Por otro lado, subrayó que esta caída de las ventas conlleva una "reestructuración natural" de los puestos de trabajo, aunque dijo no contar con datos sobre el efecto que está teniendo sobre el empleo en los concesionarios de la empresa en el territorio nacional. No obstante, se mostró optimista en lograr unos mejores resultados de ventas en España en 2009, gracias a la llegada de nuevos modelos, como el Avensis.

Para finalizar, Schillaci apoyó la incentivación de los coches ecológicos por parte del Gobierno de España y resaltó la importancia de poner en marcha un plan conjunto entre Gobierno y fabricantes que ayude a rejuvenecer el parque automovilístico español. "No tiene que ser igual que el Plan Prever", añadió, al tiempo que alabó la "buena intención" del Ministerio de Industria a la hora de poner en marcha el Plan VIVE.

Descarta superar las ventas de 2007 en Europa

Por otro lado, el presidente de Toyota Europa, Tadashi Arashima, señaló que la multinacional nipona no espera superar el resultado de ventas en Europa logrado en 2007, cuando comercializó 1,23 millones de unidades, lo que representó su décimo primer récord anual consecutivo y un incremento del 10% frente a los datos del ejercicio anterior.

Arashima achacó esta reducción de sus matriculaciones en el 'Viejo Continente' a la desaceleración económica que repercute en los principales mercados, lo que ha repercutido en la caída de las ventas en la región europea y ha supuesto un aumento de la competitividad entre los diferentes fabricantes. Asimismo, reconoció que dicha situación había afectado a la compañía nipona, especialmente por la poca renovación de su gama llevada a cabo durante este año.

No obstante, el presidente de la filial europea del primer fabricante de automóviles del mundo informó de que la empresa ha emprendido una estrategia de renovación de sus modelos, con el fin de mejorar sus ventas. De esta forma, Toyota prevé lanzar 18 nuevos modelos, de las marcas Toyota y Lexus, antes de finales de 2009, entre los que se incluyen los nuevos iQ, Urban Cruiser y la tercera generación del Avensis que se presentarán en el Salón del Automóvil de París.

El presidente de Toyota en Europa también indicó que la corporación prevé renovar su gama de motorizaciones y transmisiones, con el fin de hacer frente a la crisis, en 2010, y lograr de nuevo volver a elevar sus ventas en el continente europeo. Además, la compañía pondrá en marcha un nuevo programa de calidad, denominado Toyota Optimal Drive, en el que se pretende ofrecer a los clientes las últimas tecnologías de reducción de consumo de combustible, sin que ello repercuta sobre la experiencia de conducción. Toyota se ha comprometido a que el 80% de sus modelos en a finales de 2009 cumplan estos baremos.

Para finalizar, Arashima subrayó que su empresa prevé seguir aumentando su cuota de mercado en el continente europeo "mes a mes" durante el próximo ejercicio, gracias, principalmente, al lanzamiento de nuevos modelos, como el Avensis, del que la firma prevé entregar 115.000 unidades anuales, a partir del próximo mes enero, fecha en la que se iniciará su venta en Europa.