Hacia un nuevo orden financiero

La OCDE ve espacio para que los bancos centrales europeos puedan bajar los tipos

Las presiones inflacionarias han cedido en Europa recientemente y los bancos centrales podrían tener un mayor margen de maniobra para combatir la desaceleración del crecimiento con herramientas de política monetaria, dijo el jueves el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

El responsable de la OCDE, Angel Gurría, también dio la bienvenida a la aprobación en el Senado estadounidense de un plan de rescate financiero de 700.000 millones de dólares para los bancos y dijo que la recuperación económica mundial dependía de la salud del sector bancario.

"Claramente, si el impacto de la crisis financiera se mueve al área de la desaceleración (económica) (...) eso amenaza con (producir) crecimiento negativo en algunos países", dijo Gurría en conferencia de prensa.

"Quizá los bancos centrales que estén menos amenazados por fuerzas inflacionarias puedan tener un poco más de espacio (...) Ahora, hay un poco más de espacio", sostuvo.

Gurría agregó que las caídas de los precios de las materias primas y la actual crisis financiera están permitiendo que los bancos centrales equilibren más sus preocupaciones acerca del crecimiento y la inflación que en meses recientes, cuando predominaban los temores por la inflación.

"Obviamente hay un equilibrio mucho mayor de las preocupaciones entre el elemento del crecimiento y la inflación", dijo Gurría.

"Creo que ahora, con menos presión del lado inflacionario, habrá una mayor capacidad para responder a los resultados de la desaceleración o el impacto económico de la crisis financiera", agregó.