Las cuentas públicas de 2009

El gasto en I+D+i sube el 6,7%, menos de la mitad que este año

El Ejecutivo mantiene el objetivo fijado en años anteriores: que el gasto en I+D+i llegue al 2% del PIB y que el 55% del gasto en estas partidas proceda de las empresas privadas en 2010. Con lo que no contaba el Ejecutivo era con el fuerte deterioro de la coyuntura económica, lo que le ha obligado a un ejercicio de austeridad en todas las partidas presupuestarias.

Y ese recorte también ha llegado al gasto asignado a la I+D+i, que cuenta con un presupuesto de 8.191 millones de euros en 2009. Pese a que representa un incremento de 515 millones respecto a 2008 (un 6,7% más), es menos de la mitad del incremento que experimentó un año antes (un 14,7%) y está por debajo de los dos anteriores, en los que creció a un ritmo de dos dígitos.

El vicepresidente del Ejecutivo, Pedro Solbes, subrayó, no obstante, la importancia de este gasto para el cambio del modelo productivo en España, hasta ahora muy centrado en la construcción y en los servicios. 'Con esa partida el Gobierno ofrece a los agentes sociales una señal de compromiso con esa política y pretende situar a España entre las diez potencias del conocimiento del mundo en 2020', señaló durante la presentación de las cuentas.

Frente a la merma en el gasto, el Ejecutivo mantendrá dos instrumentos dirigidos al ahorro de las empresas. En primer lugar, las deducciones fiscales por I+D+i, vigentes hasta el 31 de diciembre de 2011, que supondrán, según los cálculos del Ejecutivo, un ahorro de 253 millones para las empresas. En segundo lugar, destinará cinco millones de euros en bonificaciones a la Seguridad Social para aquellas empresas privadas que contraten personal investigador.

Del mismo modo, prevé tener lista en el primer semestre de 2009 la nueva ley de Ciencia, en la que contempla introducir fuertes incentivos fiscales para impulsar el mecenazgo empresarial en la universidad.

El Plan Nacional de I+D+i 2008-2011, que será gestionado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, toma el relevo del programa Ingenio, que ha permitido multiplicar por 2,6 los recursos destinados a la I+D+i entre 2004 y 2008. El Plan Nacional dará continuidad a los tres programas en marcha: Cenit (cooperación público-privada), Consolider (aumento del tamaño de los grupos de investigación) y Avanza (convergencia en sociedad de la información con países más avanzados).

Entre las novedades destaca la simplificación de convocatorias de ayudas (que pasan de 100 a 20) y la apuesta por cinco sectores, considerados prioritarios (salud, biotecnología, energía y cambio climático, tecnologías de la información y comunicación, nanotecnología y nuevos materiales).

Ministerios

Sanidad. Refuerzo de la cohesión. De los 4.622 millones de euros con los que ha sido dotada la política de Sanidad, destaca la consolidación de la partida correspondiente al Fondo de Cohesión Sanitaria, que se mantiene en 100 millones de euros. Esta dotación compensa la atención sanitaria a ciudadanos de otras comunidades o de países de la UE. En 2009 también se invertirán 12 millones en el desarrollo del Plan de Salud Bucodental, que prevé la gratuidad en la asistencia para un millón de niños.

Educación. Más créditos a estudiantes. Modernizar la educación y garantizar el acceso a todos los estudiantes. æpermil;stos son los dos principales objetivos del presupuesto en materia de educación, que alcanzará los 2.987 millones de euros. Entre las partidas destacan los 150 millones para préstamos a interés cero que financiarán los estudios a 12.000 personas, el fuerte impulso que se da a las becas Erasmus, cuyo importe crece un 10% o las ayudas para estudiar inglés en el extranjero.

Defensa. Alcanzar los 81.000 efectivos. La dotación presupuestaria para Defensa (7.831 millones de euros) baja un 3,9% respecto a 2008, pero el Ministerio mantiene sus prioridades: impulsar la profesionalización de las Fuerzas Armadas y crear incentivos para el mayor reclutamiento de tropas. En 2009 pretende incrementar el número de efectivos reales de tropa y marinería sin que se sobrepase el límite máximo autorizado por los Presupuestos Generales del Estado (81.000 efectivos).

Interior. Impulso al DNI electrónico. Seis de cada ocho euros del presupuesto en seguridad se destinarán a proteger los derechos de los ciudadanos y a la lucha contra el terrorismo. Esta partida, con una dotación de 5.676 millones de euros, potenciará los centros nacionales de inteligencia, impulsará la instalación de 51.339 terminales para proseguir con la implantación del DNI electrónico o el despliegue del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior para garantizar la cobertura de la frontera sur de la UE.

Justicia. 150 jueces y 75 fiscales. El área de Justicia es otra de las prioridades en materia de gasto para el Ejecutivo, ya que dispondrá de un presupuesto de 1.658 millones, lo que representa una subida del 6%. Los principales objetivos son la modernización de la justicia, la incorporación de las nuevas tecnologías y la agilización del sistema para poder dar una respuesta más rápida y eficaz a los ciudadanos. Con este fin se crearán 150 nuevas plazas de jueces y 75 de fiscales.

Exteriores. 4.500 millones en ayuda al desarrollo. Alcanzar el 0,7% del PIB en ayuda al desarrollo al final de la legislatura. Este compromiso ha elevado aún más la dotación presupuestaria para esta partida, que crecerá un 2,23% en 2009 y se sitúa en 5.529 millones de euros, lo que representa un 0,5% del PIB. A la dotación de 4.351 millones del Ministerio de Asuntos Exteriores hay que sumar las previsiones de condonación de deuda y la aportación económica que realizarán los entes territoriales.

La partida para Dependencia se eleva a 1.158 millones

El desarrollo de la ley de Dependencia es una de las prioridades del Ejecutivo para 2009. Así lo subrayó ayer la ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, al confirmar en el Congreso que la partida presupuestaria para financiar la ley crecerá el próximo año un 33% y llegará hasta los 1.158 millones. 'Estamos respetando la financiación fijada en la memoria económica de la ley y estamos cumpliendo con creces. En momentos de desaceleración económica, la política social ofrece una salvaguarda a quienes se ven más perjudicados', señaló la ministra durante su intervención.

Del importe total, 172 millones de euros se han dotado directamente al presupuesto del Ministerio de Educación, mientras que el resto se ha integrado directamente en las cuentas del Imserso (Instituto de Mayores y Servicios Sociales).

Según los últimos datos aportados por el Ministerio, más de 368.000 ciudadanos dependientes tienen ya reconocido el derecho a recibir una prestación económica, lo que significa que el 80% de las solicitudes presentadas (470.000) han recibido una valoración positiva.

El Ejecutivo calcula que los ciudadanos reconocidos como grandes dependientes y dependientes severos ya estarán recibiendo servicios de prevención, teleasistencia y ayuda a domicilio en 2009.

Discapacitados. La atención al colectivo de personas con discapacidad constituye otra de las prioridades del Ejecutivo. Por ello, se consignan 10,93 millones de euros para distintas acciones relacionadas con este colectivo, en especial a medidas de apoyo en el hogar.