Jochen Zeitz

"Puma es muy selectiva y no compra por comprar"

El artífice de la recuperación de Puma no se siente presionado por las últimas compras de Adidas y Nike. En sus planes sólo cabe una adquisición si esta complementa el negocio de la compañía.

Jochen Zeitz, consejero delegado de Puma, en la Puma City de Alicante.
Jochen Zeitz, consejero delegado de Puma, en la Puma City de Alicante.

El consejero delegado de Puma, Jochen Zeitz (Mannheim, 1963), dijo que la marca alemana de artículos deportivos no descarta la adquisición de alguna empresa, aunque tendría que ser una operación muy selectiva, ya que no está dispuesta a "comprar por comprar".

"Es algo que no descartamos, pero tampoco vemos nada en el horizonte", dijo Zeitz en una entrevista con CincoDías el fin de semana pasado en Alicante. "Tendría que ser una adquisición muy selectiva, no creo en comprar por comprar o comprar por crecer. Tendría que ser algo que nos complementase y Puma está muy bien como está", añadió.

Hace tres años la alemana Adidas compró Reebok para darle caza a Nike, el líder del sector en términos de ventas, pero el gigante estadounidense respondió con la adquisición en octubre de 2007 de la británica Umbro. Ante estos movimientos, el mercado esperaba una reacción similar por parte de Puma, sin embargo, Zeitz fue claro al respecto: "A lo mejor mostramos interés en adquirir otras marcas, pero somos muy selectivos y ahora mismo no tenemos interés en ninguna en particular".

La marca del felino ha sido absorbida recientemente por el grupo francés de artículos de lujo Pinault-Printemps-Redoute (PPR) que tras una oferta amistosa, controla hoy el 64% del capital. ¿Esta participación crecerá aún más? "Esa pregunta tendría que hacerla a PPR, yo no puedo hablar de parte de ellos", contestó Zeitz. Lo que sí confirmó es que Rudolf Dassler, el fundador de Puma, "no tiene más capital en la empresa", y que el 36% restante es capital flotante.

PPR, propietario de Gucci, ha permitido que Puma siga existiendo como una unidad de negocio independiente, una decisión de la que su principal ejecutivo da fe. "No ha habido ningún cambio, han dejado que sigamos con nuestra manera de hacer las cosas y con nuestras estrategias, sólo es un accionista estable que ha creído en nosotros y en nuestra manera de trabajar", dijo.

Los ingresos netos de Puma subieron en el segundo trimestre un 0,9% hasta los 45,6 millones de euros, mientras que cayeron en el primer semestre un 4,3% hasta los 135,7 millones, según información disponible en su sitio web. Zeitz se abstuvo de dar cifras sobre la marcha del negocio a septiembre, un período que ya debe reflejar el efecto de las Olimpiadas de Pekín, pero aseguró que "el crecimiento ha sido de un dígito".

"Hemos realizado muchas inversiones y han habido tres eventos que nos han dado buenos resultados como son la Copa de África, las Olimpiadas y la Eurocopa", precisó.

En cuanto al impacto que tendrá la crisis financiera internacional sobre los resultados de este año, sostuvo que dar una predicción sería prematuro. "Está claro que la tormenta financiera va a tener un efecto negativo sobre los consumidores, pero es demasiado pronto para determinar su alcance", dijo. Por lo pronto, en la primera mitad del año, las ventas de Puma en Europa han crecido el 8,8% hasta los 690,7 millones.

Vela, monstruos y rock and roll

Puma participará en la Volvo Ocean Race (VOR), la regata de vela en mar abierto más importante del mundo, con Il Mostro, una embarcación cuyo diseño se inspira en el aspecto de uno de los modelos de zapatillas más populares de la marca.

Los siete barcos que participarán en la competencia y darán la vuelta al globo en nueve meses, zarparán el 11 de octubre desde el puerto de Alicante, donde Puma reunió el fin de semana pasado a periodistas de tres continentes para que se embarquen en el Il Mostro y conozcan de cerca a sus 13 tripulantes.

"Es una regata que va muy bien con el espíritu de nuestra marca", dijo Zeitz, en una entrevista que concedió en la Puma City, una estructura de tres pisos hecha con contenedores que sirve de base al equipo en la villa deportiva construida por el gobierno autonómico para acoger la competición.

"La VOR es el rock and roll de la vela, no como la America's Cup, que es para gente adinerada. Esta es una carrera abierta a todos que da la vuelta al mundo. Es una prueba de resistencia y va mucho con el espíritu Puma", reiteró.