_
_
_
_
_
Revista de prensa

Frente al huracán

Algo completamente inédito, la conferencia telefónica entre los ministros de Finanzas y los gobernadores de los bancos centrales de las grandes economías desarrolladas concluyó con un comunicado común: 'Recibimos muy favorablemente las medidas extraordinarias tomadas por Estados Unidos para mejorar la estabilidad de los mercados financieros'. Todo estaba dicho.

Hay algo de muy horroroso y de muy tranquilizador a la vez en este esfuerzo de los dirigentes para ofrecer un frente unido frente a la masa enorme y palpitante de los mercados, una especie de Ike o de Katrina financiero cargado de energía potencialmente destructiva.

Por un lado, no se puede evitar temblar ante la idea de que los diques puedan soltarse y, por otro, se constata que un gobierno mundial se sitúa para parar el desastre. Es necesario felicitarse.

Estados Unidos ha hecho frente solo, en un primer momento, a los desórdenes nacidos de su propio sistema financiero. Ha pedido luego el socorro a los otros países, para tener más peso en términos de credibilidad (...). Henry (Paulson), Christine (Lagarde), Peer (Steinbrück) o Jean-Claude (Trichet) vigilarán todos juntos sobre el dique. ¿Y no hará todo esto que nos sintamos seguros?

Archivado En

_
_