Bolsa de Nueva York

Wall Street responde al plan de recate de la banca con una subida del 7,3% en dos días

Semana histórica en Wall Street. La Bolsa de Nueva York sufrió en los últimos cinco días la mayor caída desde el trágico 11 de septiembre de 2001 y la mayor subida de los últmos seis años.

Semana histórica en Wall Street. La Bolsa de Nueva York sufrió en los últimos cinco días la mayor caída desde el trágico 11 de septiembre de 2001 y su mayor rebote de los últimos seis años.

En el balance semanal el Dow Jones la tendencia fue mixta. El Dow Jones perdió un 0,29%, mientras que el S&P 500 y Nasdaq 100 sumaron respectivos 0,26% y 0,5%.

La semana comenzó con un nuevo escenario del mercado financiero. A la quiebra de Lehman Brothers, el decano de la banca de inversión estadounidense se le unía la venta de Merrill Lynch a Bank of America. Además, el futuro de AIG pendía de un hilo. El gobierno tomó el control de la principal aseguradora de EE UU con un préstamo de 85.000 millones de dólares.

A pesar de ello, las acciones de AIG sufrieron el mayor castigo. Esta semana perdieron un 65%, seguidas de las de Microsoft, que restaron un 8,18%.

Al otro lado de la tabla quedó Citigroup. Sus acciones se revalorizaron un 13,5% en las últimas cinco jornadas. Al igual que JP Morgan y Bank of America, que se alzaron un 9,4% y 5,9%, respectivamente. Y es que los principales bancos de Wall Street recibieron con fuertes ganancias el plan del secretario del Tesoro, Henry Paulson, de crear una agencia encargada de absorber los activos tóxicos de los bancos estadounidenses. También surtió efecto la inyección de liquidez de la Reserva Federal, que negó al mercado financiero una esperada bajada de tipos y mantuvo la tasa en el 2%.

En el S&P 500 los títulos de Merrill Lynch ganaron un 67% desde el pasado viernes, hasta los 29,5 dólares. Bank of America se hizo con el control de la entidad con una opa de 29 dólares por papel. Washington Mutual, la mayor caja de ahorros de EE UU, recuperó un 38% , mientras que Wachovia repuntó un 25,16%.

La cruz de la moneda fue para Morgan Stanley. A pesar de presentar unos resultados ligeramente mejor de lo esperado por el mercado sus acciones recortaron un 30,4%. La entidad busca una inyección del fondo soberano China Investment. Su consejero delegado, John Marck también ha reconocido mantener conversaciones con Wachovia para una posible fusión. Por su parte, Goldman Sachs perdió un 17% después de reducir un 70% sus beneficios en el tercer trimestre.

En cuanto al petróleo, el barril de Texas subió casi tres 'billetes verdes' desde el pasado viernes, mientras que el crudo Brent, de referencia en el Viejo Continente se encareció en las cinco sesiones un 2,3%, hasta los 99,85 dólares.

¿Un 'rally' ficticio?

El jueves la Bolsa de Nueva York logró su mayor subida en seis años. En concreto trepó 410 puntos. Pero la subida del viernes fue otra historia. El Dow Jones recuperó un 3,35% (casi 370 puntos), en lo que algunos corredores calificaron de 'rally' ficticio. Y es que antes de la apertura el regulador bursátil estadounidense (SEC) prohibió operar en el mercado a 799 firmas de inversión especializadas en ventas al descubierto, en su intento por frenar la especulación y un deterioro mayor de la Bolsa.