Estados Unidos

La SEC prohíbe vender todo tipo de títulos sin poseerlos

El regulador de los mercados de EE UU (SEC, en sus siglas en inglés) quiere poner fin a las prácticas abusivas de aquellos inversores que apuestan por la bajada de la Bolsa. Por ello, a partir de mañana prohibirá vender títulos de todas las entidades cotizadas cuando el inversor no los haya pedido prestados o los tenga previamente en cartera.

La nueva regulación de la SEC sale a luz en un momento muy turbulento para proteger a los inversores de ciertas prácticas abusivas que aceleran la caída de la Bolsa. 'Las acciones que ha tomado hoy por ayer la SEC dejan bien claro que no tiene ninguna tolerancia para las operaciones bajistas abusivas', explicaba el presidente de la SEC, Christopher Cox en una nota emitida por el regulador.

La nueva normativa, sin embargo, no prohíbe las ventas a descubierto normales, un tipo de operaciones en las que los inversores también apuestan por las caídas. Generalmente consiste en pedir títulos prestados para luego venderlos en el mercado con la esperanza de recomprarlos más baratos y devolver el préstamo obteniendo una ganancia. Estas prácticas se convierten en abusivas para la SEC cuando aquellos operadores que venden acciones no las han pedido prestadas o no las tienen previamente y por ello no las pueden presentar al comprador. Por ello, el regulador ha optado por prohibir esta práctica sobre todo tipo de valores cotizados al considerar que provoca que las caídas se aceleren con mucha más rapidez que con una venta a descubierto normal.

Al mismo tiempo, la SEC obligará a todos los vendedores a corto y a todos los intermediarios a aportar los títulos como tarde tres días después de que se produzca la operación. Un requisito al que también se deberán acoger los creadores de mercado de opciones. Además, bajo la nueva norma cualquier inversor que no presente las acciones que ha vendido en la fecha obligada cometerá fraude.

La normativa no es del todo nueva. Este verano, en concreto entre el 21 de julio y el 12 de agosto, la SEC ya impuso una prohibición temporal a este tipo de operaciones bajistas sobre 19 entidades financieras, entre ellas, Fannie Mae y Freddie Mac. Y durante este periodo los valores en cuestión se revalorizaron en Bolsa. Queda por ver su efectividad.

Mano dura para combatir el fraude

La SEC saca pecho en un momento de gran agitación en Wall Street y promete mano dura para combatir cualquier tipo de operación fraudulenta que contribuya a desestabilizar los mercados.

'Ahora la división de orden público, la oficina de inspecciones y la división de operaciones y mercado tienen estas armas en su arsenal para su continua batalla contra la manipulación ilegal', añadía ayer el presidente de la SEC, Christopher Cox, en el comunicado que difundió el regulador.

El regulador estadounidense se ha visto obligado a mostrar su faceta más dura para contrarrestar las críticas a su escaso papel para frenar la crisis financiera, especialmente en un momento en el que los últimos acontecimientos han acentuado el nerviosismo y la volatilidad de los mercados.