Pinchazo inmobiliario

Fernando Martín, declarado insolvente con una deuda de 11,1 millones de euros

El presidente y principal propietario de la inmobiliaria Martinsa-Fadesa, Fernando Martín, ha sido declarado insolvente por no poder afrontar deudas de 11,1 millones de euros, a lo que hay que sumar numerosas fianzas personales de "muy elevada cuantía" que sus acreedores quieren ejecutar.

En un auto publicado hoy, el Juzgado de lo Mercantil número 7 de Madrid ha acordado declararle insolvente y nombrar a Cristina Jiménez, a Bernardo Pinazo y a Bancaja como administradores de su patrimonio.

Por otro lado, el Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid ha declarado en tres autos el concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos) de las tres sociedades patrimoniales de Fernando Martín, con las que controla el 44,46 por ciento del accionariado de Martinsa, y que acumulan unas deudas por valor de más de 221 millones de euros.

El juez mercantil Javier García Marrero ha designado como administradores concursales en las tres empresas al abogado Miguel Sánchez Calero, al economista Antonio Moreno -también administrador concursal de Martinsa Fadesa- y a la Hacienda Pública.

Fernando Martín solicitó a finales de junio ante los Juzgados de lo Mercantil de Madrid el concurso voluntario de acreedores sobre su persona, después de que pidiera el concurso su inmobiliaria, seis filiales y las tres sociedades patrimoniales del empresario.

Los acreedores de Martín tienen aproximadamente un mes a partir de hoy, fecha de publicación del auto en el Boletín Oficial del Estado (BOE), para comunicar las cantidades que les adeuda. En cuanto a las sociedades patrimoniales, la que más deudas acumula es FT Castellana Consultores, que debe al BBVA 125 millones de euros y otros 70 millones de euros a empresas del grupo.

En total, la empresa acumula unas deudas por valor de 202,4 millones de euros y unos activos que valora en 200,8 millones de euros, que no puede hacer líquidos a corto plazo porque se trata mayoritariamente de acciones de Martinsa-Fadesa, aunque también tiene títulos de Banif y Repsol.