_
_
_
_
_
Créditos

La UE responde a la crisis con un aumento de su financiación a las pymes

Una línea de crédito del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para las pequeñas y medianas empresas fue la única medida tangible contra la ralentización económica adoptada por los ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin) en su reunión del sábado en Niza.

El BEI apoyará la financiación de las pymes con 15.000 millones de euros entre 2008 y 2009, un 50% más de lo previsto ahora. Y añadirá otros 15.000 millones de euros hasta 2011.

El Ecofin también decidió crear dos grupos de trabajo. Uno, surgido de una propuesta del ministro italiano, Giulio Tremonti, para estudiar el aumento de la inversión en infraestructuras transfronterizas. Otro, planteado por la presidencia francesa de la UE, para combatir las 'prociclicalidad' en el sector financiero. Este segundo, figura entre las cinco 'conferencias de consenso' o gabinetes de crisis planteados en el informe Ricol que pidió el presidente francés, Nicolas Sarkozy. París cree que los sistemas de remuneración e incentivos en el sector financiero han contribuido a la crisis actual.

El resto de la reunión giró en torno al plan de transparencia financiera adoptado hace un año al comienzo de las turbulencias hipotecarias en EE UU y a la necesidad de mantener el rigor presupuestario a pesar de la caída del crecimiento.

'El crecimiento es más débil de lo previsto', señaló al término de la reunión la ministra francesa de Economía y presidenta semestral del Ecofin, Christine Lagarde. 'La culpa es de un triple schock: inflacionista, del tipo de cambio y el impacto de la crisis financiera'.

Lagarde aseguró que los ministros han decidido 'movilizar las políticas comunes, pero también las nacionales para responder a esta situación'. Pero precisó que la respuesta se limita a los llamados estabilizadores automáticos (aumento del gasto público cuando cae la actividad) sin superar el 3% de déficit; a continuar con las reformas estructurales; y a verificar que se cumplen las exigencias de transparencia financiera planteadas a los bancos en los últimos meses (para que revelen sus pérdidas).

La 'bajísima productividad' de España

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, señaló el sábado, al término de la reunión del Ecofin, que el problema de la economía española no es el incremento salarial sino 'la bajísima productividad'. La Comisión Europea y el Banco Central Europeo reclaman insistentemente la supresión de las cláusulas de revisión salarial que incorporan la inflación. Bruselas y Fráncfort temen que esas disposiciones, existentes en países como España, Bélgica o Luxemburgo, desencadenen una espiral inflacionista similar a la crisis del petróleo de 1973. 'Entonces teníamos pleno empleo', recordó el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet. 'Y por culpa de esa espiral acabamos con una inflación altísima y un desempleo masivo'.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_