Precios

La caída del crudo por debajo de los 100 dólares, obra de los especuladores

Wall Street, el término que abarca todo el distrito financiero del sur de Manhattan (Nueva York), alberga rincones muy curiosos, como la Trinity Church, una iglesia gótica encajonada entre rascacielos y que cuenta con un césped sembrado de tumbas del siglo XVII. En mitad del frenesí de los negocios, también hay tiendas de lujo y de saldo, partidas populares de ajedrez, miles de turistas y supersticiones, algunas referentes al famoso toro de bronce esculpido por Arturo di Modica que representa la fortaleza de Wall Street. Y ahora, un pozo de petróleo que da mucho dinero. Es un yacimiento figurado, por supuesto, el de los inversores de materias primas, pero con efectos muy reales en los bolsillos de los consumidores. Nuevos datos apuntan a la responsabilidad de los inversores financieros en la oscilación de los precios.

El presidente del hedge fund Masters Capital Management, Michael Masters, divulgó ayer un informe en el que asegura que los inversores financieros o especuladores han retirado de los mercados de futuros de petróleo 39.000 millones de dólares (27.857 millones de euros) durante los dos últimos meses, provocando que los precios del barril hayan caído de los históricos 146 dólares del 3 de julio hasta cotizar ahora en torno a 100 dólares.

'Estos grandes jugadores financieros se han convertido en la fuente principal de la reciente volatilidad de los precios del crudo, de efectos dramáticos y dañinos', señala Masters en su informe.

Este ejecutivo ya ha comparecido tres veces este año ante el Senado de EE UU como experto en asuntos energéticos. Su testimonio en mayo pasado fue antológico: '¿Están contribuyendo los inversores financieros a la inflación de los alimentos y la energía? Mi respuesta inequívoca es sí, sí con mayúsculas'. Masters expuso, con datos oficiales del Gobierno americano, que el consumo de China se ha incrementado en los últimos cinco años en unos 920 millones de barriles, mientras que la demanda de los inversores institucionales ha crecido en 848 millones de barriles.

La teoría de Masters tiene sus detractores, a los que el financiero no ha dudado en responder en su último informe: 'Los defensores de que los precios responden exclusivamente a oferta y demanda deberían explicar qué racionalidad hay en que el barril estuviese a 95 dólares en enero, 150 en junio y ahora otra vez a 100 dólares'.

La Comisión Federal de Futuros sobre Materias Primas publica hoy un informe sobre el impacto de los inversores no comerciales en la cotización del petróleo.