Francia

Crédit Agricole tiene previsto suprimir 500 empleos en su filial de banca de inversión

El banco francés Crédit Agricole anunció ayer un plan de ajuste de su filial de banca inversión, Calyon, debido a la crisis financiera. El plan de contingencia prevé, entre otras cosas, la supresión de 500 empleos, la mitad de ellos Francia y el resto en los 58 países donde está implantada la firma. En España, el grupo está presente a través de Calyon, y como máximo accionista de Bankinter.

El programa de reducción de costes pretende ahorrar 300 millones de euros para finales de 2009, explicó en un comunicado Crédit Agricole, que subrayó que 'quiere sacar sin demora las enseñanzas de la crisis financiera y reafirma el papel de Calyon' en el grupo.

En Francia, la supresión de puestos de trabajo se hará sobre una base salidas voluntarias y con movilidad interna, mientras que en el resto de los países se llevará a cabo de aquí a finales de año 'respetando las reglamentaciones locales', afirmó el banco francés.

El proyecto para Calyon es que la filial se centre en sus 'puntos fuertes históricos', es decir, las financiaciones estructuradas, la negociación de títulos y los mercados de capitales.

Eso también significará el parón de las actividades estructuradas de crédito y los productos derivados que generan 'una acumulación de riesgos que pueden difícilmente ser cubiertos durante periodos de inestabilidad'.

Crédit Agricole tiene intención de revisar los límites de riesgos, con un seguimiento que se está haciendo más estrecho para así tener una mayor vigilancia de las posiciones de mercado. De esta forma, evitarán situaciones como la que vivió a comienzos de 2008 uno de sus más directos competidores, Société Générale, cuando sufrió pérdidas por valor de 4.000 millones de euros por las supuestas operaciones no autorizadas de uno de sus brokers, Jérôme Kerviel.

En términos globales, con el ajuste presentado ayer el grupo Crédit Agricole busca en el horizonte de 2010 una base recurrente de resultados de 1.000 millones de euros, un coeficiente de explotación del 60% y una rentabilidad del 14-16% con un costo del riesgo normalizado.

El presidente del banco, René Carron, destacó que 'Calyon es necesario para el desarrollo del grupo.

Despidos en todo el mundo

Los recortes de personal anunciados por Crédit Agricole, primer banco francés por número de clientes, vienen a sumarse a los 114.000 despidos que se han producido en todo el mundo desde el comienzo de la crisis financiera, en julio de 2007, según datos de la agencia Bloomberg.

Las entidades que más han tenido que reducir su plantilla son aquellas con mayores pérdidas provocadas por las inversiones subprime. El listado lo encabeza el Citi, con cerca de 14.000 despidos. Tras éste aparece Bank of America, con 11.100 puestos de trabajo menos que hace 14 meses, y después le sigue el banco suizo UBS, con 7.000 recortes de personal.