Concurso de acreedores

Futura reconoce que Highbury Investments quiere comprar su filial Flyant

Futura ha anunciado hoy que el inversor Highbury Investments ha comunicado su intención de comprar la aerolínea de carga Flyant, perteneciente a la compañía, y que la operación podría concretarse la próxima semana, según la directora de Relaciones Externas y Desarrollo Corporativo de Futura, Iyabo Carbó.

Carbó ha comentado que este inversor podría pujar por Flyant a partir del próximo día 17 de septiembre, fecha en la que estima que el juez ya habrá iniciado el estudio de la documentación presentada por Futura en su petición de concurso de acreedores.

Respecto a la situación de Futura, la directora ha afirmado que, a falta de un plan de viabilidad, "hoy por hoy es muy difícil salir adelante", y ha negado que la adquisición de Flyant sea una "maniobra" de la actual dirección para salir beneficiada del proceso de acreedores, como ha denunciado este mediodía el comité de empresa.

Carbó ha afirmado además que los directivos de Futura no tienen intención de recolocarse en la empresa que resulte tras la adquisición, desmintiendo así las acusaciones del comité de empresa, que ha dicho hoy que la actual dirección podría mantener el control de Flyant, incluso tras la operación.

Esta mañana, el comité de empresa de Futura ha expresado su "temor" de que la compañía esté "tratando de maniobrar" y de salir beneficiada del concurso de acreedores pues sospecha que la empresa Flyant (integrada en el grupo) podría ser adquirida por un inversor extranjero aunque continuaría "controlada por la dirección actual" del grupo.

Tras reunirse con el presidente del Govern, Francesc Antich, el delegado de CC OO en el comité, Alejandro Juárez, ha explicado a los periodistas que la presentación de solicitud de concurso de acreedores podría ser en realidad una "maniobra" para conseguir más beneficios, dado que, de venderse Flyant, las condiciones para los trabajadores serían "bastante peores" y se podría dar una "selección de personal a la carta".

Según ha indicado, la dirección de Futura planteó al comité de empresa hace tiempo la "posibilidad" de que "se canalizara la entrada de nuevo capital a través de la adquisición de esta empresa", en alusión a Flyant.

De ser así, ha añadido, esta empresa "se llevaría parte de los trabajadores", una posible operación que ha calificado de "muy grave" y que requeriría de una "investigación profunda".

Juárez se ha mostrado, asimismo, "muy crítico" con la gestión de la empresa y ha dicho que se "ha vaciado la caja" en dos ocasiones, por lo que, ha agregado, "ante el más mínimo viento en contra que tengamos nos hunde porque no tenemos dinero y en estos 18 años no se ha buscado fundamentar la empresa de ninguna manera".

Asimismo, Juárez ha pedido una "reflexión bastante profunda" y "un mayor control" sobre la coyuntura del sector aéreo y ha añadido que situaciones como la de Futura no se puede repetir, ya que ha dejado en una "situación dramática" a 1.200 familias.

"Habría que hacer lo necesario para que Aviación Civil tomara cartas en el asunto y no permitiera este tipo de aventuras como las que llevan a un desenlace tan dramático", ha apuntado Juárez, quien ha anunciado además que el Govern se ha comprometido a tratar de "dar viabilidad" a los puestos de trabajo de Futura y a buscar en el entorno "posibles accionistas".

La consellera de Trabajo y Formación, Margarita Nájera, ha señalado, en declaraciones a los periodistas, que hay "una serie de inversores que están dispuestos en el corto plazo a hacerse cargo de este tipo de soluciones" -en alusión a la posible recolocación de trabajadores-, aunque ha dicho que se trata de "suposiciones, posibilidades o futuribles".

La también portavoz del Govern ha asegurado que el ejecutivo autonómico trabajará en la investigación de lo sucedido para ver "cómo se ha llegado a esta situación", y para defender a los trabajadores del grupo, así como para buscar fórmulas que permitan su recolocación.