æscaron;ltima

Las aficiones de los políticos japoneses cotizan en Bolsa

La probable elección de Taro Aso como primer ministro impulsa la valoración del sector del cómic

Las aficiones de los políticos japoneses cotizan en Bolsa
Las aficiones de los políticos japoneses cotizan en Bolsa

Antonio Gamoneda es el poeta favorito de José Luis Rodríguez Zapatero, pero eso no quiere decir que, cuando el político socialista subió al poder, las ventas del autor español se dispararan o las editoriales que publican sus obras elevasen vertiginosamente su cotización en Bolsa. Justo al contrario de lo que ocurrió ayer en Japón. Las especulaciones en torno a que el político Taro Aso -conocido admirador de los cómics llamados manga en Japón- se convierta en primer ministro tras la dimisión de Yasuo Fukuda hicieron subir en Bolsa a las empresas relacionadas con este sector, en una jornada en la que el Nikkei cayó un 1,7%.

La compañía Broccoli, una de las más importantes en la comercialización de mangas, lideró en la Bolsa de Tokio las ganancias entre las empresas del mundo del cómic japonés. Broccoli subió un 20,69%, en la que supone su mayor alza desde el 12 de septiembre del año pasado, cuando Aso era el favorito para dirigir el Gobierno japonés. La industria del manga supone un tercio de todo el mercado editorial japonés y mueve varios miles de millones de dólares anuales. Sus principales revistas, como Shônen Jump, venden casi tres millones de ejemplares cada semana.

Broccoli no es la única de las compañías que se han visto beneficiadas por la posible ascensión al poder de un aficionado a las obras que producen. Mandarake, una cadena de tiendas de cómics y de animación (llamado anime en Japón), llegó a revalorizarse un 17% en el Mothers Index de la Bolsa de Tokio. GDH, un productor de películas de dibujos animados, subió un 12,82%; mientras que We've, otro productor de películas animadas, ganó un 6,14%. Para Masayuki Otani, estratega en Securities Japan, en Tokio, esta subida bursátil es 'un reflejo del estancamiento del mercado'. 'Sólo porque Taro Aso pueda convertirse en primer ministro no significa necesariamente que los beneficios vayan a crecer rápidamente'.

Aso, de 67 años, ex ministro de Exteriores y actual secretario general del Partido Liberal Demócrata (PLD), ha hablado a menudo en público de su afición por los manga, y creó recientemente uno de los galardones más destacados del sector. Mientras desempeñaba el cargo de ministro de Asuntos Exteriores en mayo de 2007, lanzó un premio internacional para cómics de estilo japonés realizados por artistas extranjeros. El certamen, que ha celebrado este año su segunda edición, fue denominado por el entonces ministro como 'el premio Nobel del manga'. 'Nuestro propósito es incrementar la popularidad de la cultura pop japonesa', declaró.

Este político es el principal candidato para suceder a Fukuda, de 72 años, que dimitió por sorpresa el lunes alegando no ser capaz de llevar a cabo las reformas que prometió debido a la situación de bloqueo político. Ahora, el PLD prepara unos comicios internos en los que, el 22 de septiembre, saldrá elegido el nuevo presidente del partido, que tomará posesión del cargo de primer ministro. Todo esto en un entorno complicado para Japón, cuya economía se contrajo un 2,4% entre abril y junio. Aso se ha declarado 'cualificado' para mejorar la situación, aunque no aclaró si se servirá de su pasión por el manga.