Bolsa

Jazztel toca mínimos históricos con los expertos en su contra

Jazztel, que sufre una caída del 41,94% en 2008, tocó ayer su mínimo histórico intradía en 0,17 euros, si bien logró cerrar a 0,18. La mayor parte de los analistas duda de que pueda llevar a buen puerto su exigente plan de negocio.

De los 10 analistas que siguen la operadora, sólo uno recomienda comprar sus acciones, según Bloomberg. Los otros nueve coinciden en señalar que lo más sensato es deshacerse de los títulos de Jazztel, en medio de una crisis económica que está poniendo en dificultades el negocio en España de telecos de contrastada solvencia, como Vodafone.

Así, el mercado duda de que la compañía presidida por Leopoldo Fernández Pujals pueda cumplir con los agresivos objetivos que se ha impuesto. De hecho, su cotización llegó a caer ayer y el lunes por debajo de los 0,179 euros que tocó el 31 de enero de 2003, en pleno estallido de la burbuja tecnológica. 'Dispone de una caja de unos 94,2 millones de euros, pero es insuficiente para cubrir su plan de negocio', advierte Luis Padrón, analista de Fortis.

Ibersecurities explica en un informe que ve 'difícil que logre alcanzar su objetivo de Ebitda (beneficio bruto de explotación) ya que a mitad de ejercicio sólo ha conseguido 0,6 millones de euros' y, sin eufemismos, califica de 'malos' sus resultados del segundo trimestre.

Desde SelfTrade, recalcan que la supervivencia de la empresa dependerá de su capacidad para encontrar financiación: 'O amplía capital, lo que tendría un efecto fuertemente dilutivo para los accionistas, o le pide dinero a los bancos, una vía de escape cada vez más complicada en medio de una restricción mundial del crédito'. Y es que sus pérdidas, aunque se redujeron un 10% en el primer semestre, hasta los 48,9 millones de euros, continúan comiéndose el efectivo.

Su deuda financiera a largo plazo ascendía a cierre del año pasado a 325,2 millones de euros, mientras que su capitalización se situaba ayer en 260,4 millones. Una situación que se agravará en el futuro, pues en abril de 2010 le vence un emisión de bonos convertibles por 275 millones de euros y, previsiblemente, tendrá dificultades para refinanciarla.

Los expertos de HSBC han sido los últimos en advertir de las dificultades de la compañía. A su juicio, debería elevar su cuota de mercado en ADSL hasta el 10% -frente al 3,5% actual- para poder hacer frente a su situación financiera.

Las operaciones corporativas se ven ahora muy complicadas

Lejos queda el máximo histórico de cierre que alcanzó en 20,553 euros por acción en enero de 2001, en plena burbuja.com. Los analistas reconocen que uno de sus catalizadores de corto plazo podría ser una posible operación corporativa, pero esta posibilidad se ve muy lejana después de que Vodafone optara por Tele2 para desembarcar en el mercado español de banda ancha. Goldman Sachs señala en su último informe que un elemento positivo es que Jazztel no se ha aplicado el crédito fiscal de 362 millones de euros al que tiene derecho por las pérdidas que ha incurrido en el pasado y del que podrá beneficiarse en los 15 años posteriores al primer ejercicio en que consiga beneficios.