Mercados

La débil economía europea acelera la depreciación del euro

La debilidad mostrada por la economía alemana empujó ayer a la baja al euro. La divisa llegó a depreciarse un 1,2%, hasta los 1,457 dólares, su cambio más bajo en seis meses, aunque por la tarde volvía a repuntar por encima de la cota de 1,46. Las Bolsas lograron cerrar en positivo, aliviadas por los favorables datos en EE UU.

Los datos económicos conocidos ayer en Alemania certificaron que una de las locomotoras de la zona del euro tiene serias dificultades. El índice de confianza empresarial que publica el instituto IFO se situó en agosto en 94,8 puntos, frente a los 97,5 puntos del mes anterior y los 97,2 puntos estimados. Por si fuera poco, el PIB del segundo trimestre cayó un 0,5%.

Estos síntomas de debilidad refuerzan la tesis de que el BCE se verá obligado a relajar su política monetaria para evitar que la economía entre en recesión. Hasta ahora, el BCE había mantenido los tipos oficiales en el 4,25% con el argumento de que su prioridad era mantener la inflación bajo control, instalada en el 4%, el doble del objetivo oficial. Ahora, los expertos dan por hecho que la autoridad monetaria no tendrá más remedio que atajar el frenazo económico con recortes del precio del dinero durante el próximo año (se descuenta una rebaja total de 0,5 puntos).

'El desglose del PIB alemán ha puesto de manifiesto que la demanda interna es muy débil, lo que avala la percepción de que la economía europea se va a mantener así durante un tiempo. El consumo no va a ser capaz de tomar el relevo del sector exterior', explica Pablo Guijarro, de AFI.

El Ibex sube un 0,82% gracias a la apertura alcista de Wall Street

Estas expectativas precipitaron la caída del euro. La divisa se depreció un 1,2%, hasta tocar por la mañana los 1,457 dólares, su cambio más bajo en seis meses (el mínimo anual es 1,436), aunque por la tarde repuntaba hasta la zona de 1,463. Desde sus máximos históricos, alcanzados hace poco más de un mes en 1,603, la moneda europea ha perdido un 8,7%. Los analistas, además, no descartan que la corrección se prolongue hasta los 1,35 dólares.

'El dólar estaba muy infravalorado frente al euro lo que explica el fuerte movimiento bajista de la divisa europea de las últimas dos semanas. Es probable que la cotización se estabilice en torno a 1,45 y 1,5 dólares, como antesala de un movimiento de lenta recuperación del dólar', señala Pablo Guijarro.

En las Bolsas, se vivió una jornada con sabor agridulce. Mientras que en Europa se conocían nuevos datos económicos que dan más probabilidad a una entrada en recesión, en EE UU los inversores recibían un soplo de aire fresco, lo que daba la vuelta a los marcadores bursátiles.

El Ibex cerró con un subida del 0,82%, hasta 11.419,9 puntos, después de haber llegado a caer a 11.219,1 puntos. En Wall Street, el Dow Jones subió un 0,23%, el S&P un 0,37%, pero el Nasdaq bajo levemente, un 0,15%.

Tregua del sector financiero en EE UU

Las turbulencias en el sector financiero de EE UU dieron ayer una tregua a los inversores. Los temores a nuevas quiebras entre las principales entidades del país se disiparon tras conocerse que Freddie Mac, una de las dos sociedades hipotecarias bajo sospecha, había conseguido colocar sin problemas deuda a corto plazo. También contribuyó a calmar los ánimos el apoyo recibido por parte de dos firmas de análisis, que aseguraron que no consideraban que Freddie Mac y Fannie Mae tuvieran necesidades de más inyecciones de capital.

'La apertura de Wall Street ha resuelto la jornada en Europa. Los datos económicos han sorprendido al alza, sobre todo la confianza de consumo de agosto con una mejora de las expectativas de inflación, además de las buenas noticias procedentes del sector financiero', explica José Luis Martínez, de Citi. Este experto añade que en Europa y, tras los últimos indicadores, no se puede descartar sin embargo una recesión técnica en Alemania con un crecimiento negativo en el tercer trimestre.

Dentro del sector bancario, los estadounidenses fueron de los más beneficiados. Freddie Mac sumó su segunda jornada consecutiva de ganancias (su cotización subió un 0,68%) y Fannie Mae se revalorizó en Bolsa un 0,38%. Este optimismo se trasmitió a Europa. El francés Natixis se apuntó la mejora más abultada del índice Euro Stoxx bancario, con un alza del 2,75%. Entre los españoles destacaron Banco Popular, que se apreció un 1,61%, y Sabadell, con una subida del 1,34%. BBVA se anotó el 1,28% y Bankinter un 1,04%. Santander ganó el 0,35%.

Pero las ganancias más espectaculares fueron protagonizadas por Inditex (+4,25%), Grifols (+3,37%) y Cintra (+3,05%).