Valor a examen

Grifols sortea los recortes del mercado

Las farmacéuticas españolas gozan del favor de las casas de análisis y sobresalen en Bolsa frente al resto del mercado.

Si alguien puede decir que la situación por la que pasa la Bolsa española no es tan grave, éste es sin duda el grupo español Grifols. A la vista de sus resultados, la farmacéutica lleva semanas siendo con diferencia el mejor valor del Ibex. Ya en el primer semestre del año en curso había ganado un 31,99%, mientras el conjunto de los 35 había caído un 20%. Con un alza del 30,29% se sitúa entre los únicos tres valores que han mejorado su cotización en lo que va de año.

Los últimos informes que ha recibido la compañía esta semana siguen ofreciendo una visión positiva de su negocio. Goldman Sachs reiteraba el jueves su opción de compra, y JPMorgan publicaba un amplio informe el miércoles donde subía el precio objetivo de Grifols de 20,75 a 21,25 euros (un 6,1% más). El productor de hemoderivados dará a conocer el miércoles 27 de agosto sus cifras del primer semestre. La empresa sigue vendiendo todos los productos de plasma que produce, y de ahí que se estimen mayores beneficios por acción para 2009. Desde JPMorgan no ven, por tanto, ninguna razón que pueda llevar a pensar en una posible desaceleración en el volumen de productos del sector de la biociencia.

Fue en junio cuando Ibersecurities ya auguraba en su informe un periodo prometedor para Grifols. La española se encuentra en un mercado con una demanda creciente y una oferta limitada por la consolidación del sector, en el cual los cinco mayores fraccionadores mundiales controlan el 71% del mercado global. Además, el periodo de puesta en marcha de las inversiones no es elevado, de entre cinco y siete años. La situación de privilegio le viene dada también por su facilidad de acceso al plasma, siendo autosuficiente en un 95%, y a sus dos plantas de producción aprobadas por la FDA, el regulador estadounidense de farmacia y alimentos, situadas en los dos mercados principales (EE UU y UE).

De un total de 15 analistas, ocho recomiendan comprar Grifols y tres mantener

La española cuenta con otro punto a su favor en medio de esta vorágine de subidas y bajadas que vive la Bolsa. Como apuntaba Ibersecurities, casi el 70% de los costes de producción de hemoderivados se rigen por los dólares, por lo que un dólar débil beneficia operativamente a Grifols, a la vez que impulsa sus márgenes de forma significativa.

El mercado del plasma en el que se desenvuelve la española se caracteriza por unos criterios que le son relativamente favorables. Se estudia la posibilidad de que se pueda comenzar a pagar por el plasma en la Unión Europea, aunque parece poco probable a corto medio plazo. De momento, sólo en Estados Unidos se puede pagar por la extracción de plasma, de ahí que la presencia de este país sea crucial, mientras que en la Unión Europea la recogida se limita a donaciones. De ahí que el autoabastecimiento sea clave para estas empresas de hemoderivados como Grifols. Así aseguran el crecimiento en el futuro, ya que el plasma supone en torno al 80% del coste total de producción. El hecho de que Grifols se autoabastezca en un 95% supone una situación claramente ventajosa tanto en costes como en seguridad en el propio suministro.

La compañía no se conforma con los resultados obtenidos y está gestionando el modo de seguir invirtiendo en el mercado. En julio se conocía que Cofides -Compañía Española de Financiación del Desarrollo- le había otorgado un préstamo mercantil a la farmacéutica por valor de 10,7 millones de dólares para la compra de cuatro centros de obtención de plasma en Estados Unidos, adquisición que realizaron en 2007. Con estos cuatro centros que le aprovisionan de 150.000 litros adicionales para convertir en hemoderivados, son ya 79 los que posee Grifols en este país.

Dejando aparte los informes y pronósticos favorables para un futuro próximo, lo cierto es que Grifols aparece prácticamente a diario como el valor que más sube en el Ibex. En lo que va de año ha subido un 30,29%%, con una amplia diferencia sobre el segundo, Unión Fenosa, que gana un 12,69%. El viernes Grifols cerró la sesión con un alza del 2,88%. De los 15 analistas consultados por Bloomberg, ocho siguen apostando por comprar, tres por mantener, y los cuatro restantes se inclinan por la venta.

En diferente situación se encuentra Almirall, ya que refleja pérdidas de un 6,9% en el año. La farmacéutica está inmersa en un proceso para conseguir la licencia de su Aclidinium Bromide (su producto estrella), principal competidor en el mercado del actual líder del mismo, Spiriva, ambos utilizados para el tratamiento de Enfermedades Pulmonares Obstructivas Crónicas. El informe publicado por Citi en agosto estimaba la obtención de licencia para 2015, y mantenía su precio objetivo en 15 euros asumiendo el éxito de la Fase III del medicamento y contando con que no haya ningún riesgo fuerte. Según el informe de Citi, es bastante probable que la FDA apruebe el Aclidinium en EEUU, y que éste supere a su principal competidor, que comenzará a sufrir el riesgo de un bajón debido a las demostradas ventajas del producto de la farmacéutica española frente a Spiriva.

Desde su salida a Bolsa en junio de 2007, Almirall ha conseguido situarse como la segunda mayor empresa del sector farmacéutico que cotiza en el mercado español, por detrás de la mencionada Grifols. El viernes cerró la sesión con un alza del 2,11%, mientras que en lo que va de año ha perdido un 6,9%, balance que no resulta tan negativo si se compara con las importantes caídas que registran otros sectores afectados por la crisis, como son el sector de la construcción, y como se ha visto esta semana, también el sector de los bancos. A pesar de todo, 13 de los 16 analistas Bloomberg preguntados se muestran favorables a la compra de acciones.

Grifols destaca también fuera del Ibex

La farmacéutica Grifols se ha convertido en el refugio de la nombrada desaceleración que vive la economía española. Además, el Stoxx 600 por sectores está encabezado por el de la salud y las farmacéuticas, siendo éste el que mayores beneficios obtiene, dada su condición de sector refugio en tiempos inestables. Grifols es además el mejor valor dentro del sector de la salud, donde aparece en primera posición con una subida del 30% en 2008 frente a un descenso del 8% del sector.

Para sumarse a la lista de piropos, los informes auguran mejores resultados de cara al futuro. Ibersecurities ya declaró que es difícil encontrar un valor en renta variable que cuente con una dualidad tan favorable como la del esperado crecimiento en los próximos años a la vez que un perfil de riesgo reducido. Sus posibles amenazas serían el exceso de capacidad, que el precio del plasma se dispare o que algún estudio o virus ponga en duda algún producto de la compañía farmacéutica.