Morosidad

La morosidad de bancos y cajas catalanas creció un 60% en el primer trimestre

El índice de morosidad de bancos y cajas en Cataluña se situó en el primer trimestre del 2008 en el 1,2%, muy por encima del 0,75% que había en el mismo período del año anterior, lo que supone un aumento del 60%, según refleja el informe Notas de Economía que publica la Generalitat catalana.

Al final del primer trimestre del año, los activos dudosos de las entidades de depósito crecieron un 83,1% interanual, según señala el estudio, que, sin embargo, relativiza este aumento a causa de que ¢su peso en relación con el crédito total al sector privado todavía es muy moderado¢.

Esta situación de la morosidad de los bancos y cajas catalanas se encuentra en línea con la que vive el sector en el conjunto de España, donde las cajas alcanzaron a una morosidad del 1,78% en el primer semestre del año.

Según las previsiones de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), la morosidad para finales del año 2009 en el sector de cajas de ahorro, el mayoritario en Cataluña, será del 4%.

Hasta el pasado marzo, el mayor repunte de la morosidad en Cataluña se dio en los créditos a las familias, donde los impagos se incrementaron un 0,63% respecto al mismo periodo del año anterior hasta lograr una tasa del 1,43%.

En este tipo de préstamos, los impagos en la adquisición de una vivienda con hipoteca tiene un 0,99% de activos dudosos y un 2,99% en la financiación concedida a otros fines.

El segmento de la morosidad en el sector empresarial presenta un aumento menor, del 0,32%, y ya alcanza el 1% de los créditos, un incremento que de manera mayoritaria se concentra en la construcción y la promoción inmobiliaria, según el estudio.

El informe alerta de que ¢se acentúa la coyuntura de restricción de liquidez¢ para el conjunto del sector financiero agravada por la caída de los depósitos, que han acrecentado la desaceleración hasta llegar a la cota del 4,4% de crecimiento interanual en marzo de 2008, más de 14 puntos por debajo del mismo período del año anterior.

Por tipo de depósito, sólo los bancos siguen ganando la partida a las cajas, ya que su crecimiento en el primer trimestre de 2008 (9,4%) siguió siendo muy superior al 2,5% de las entidades de ahorro, aunque los dos sufrieron un descenso respecto al mismo período de 2007, de 19,7% y 18,3%, respectivamente.

La evolución de las cuotas de mercado de depósitos del sector privado refleja una pérdida de protagonismo de las cajas, ya que los bancos la aumentaron hasta el 26,14% en el primer trimestre del año, un 1,07% más que un año antes.

Esta mejora de la banca se produjo en detrimento de las cajas de ahorro, ya que perdieron en Cataluña un 1,14% de cuota de mercado en los primeros tres meses respecto al año anterior, aunque las diez cajas catalanas registraron un descenso más acusado (1,70%) hasta el 67,64%.

En el conjunto de España, la tendencia es inversa, ya que son los bancos los que reducen su cuota de mercado frente al aumento del de las cajas de ahorro, pero no en el caso de las entidades catalanas, que también pierden mercado en el conjunto del mercado financiero.

Ante el incremento de la morosidad, y las previsiones de que la misma aumente no sólo en los créditos sino también en otros productos de activo como las tarjetas de crédito, las entidades están reforzando sus departamentos de control de riesgo.