Informe CEC

Los comerciantes sufren una caída del 5% en las ventas, pese al aumento de la facturación en rebajas

Los comerciantes concluirán la campaña primavera-verano con una caída de las ventas de en torno al 5%, a pesar de que la facturación registrada en la campaña de rebajas ha crecido entre un 10% y un 15%, según estima la Confederación Española de Comercio (CEC).

El secretario general de la CEC, Miguel Angel Fraile, señaló que las rebajas de este año no se pueden comparar con las del ejercicio anterior, puesto que se han desarrollado en un contexto de desaceleración del consumo.

"Han sido distintas y se ha vendido más, porque había un 20% más de género y descuentos más importantes", apuntó Fraile, quien recalcó que, pese al incremento del 10% o el 15% previsto en la facturación "no se salvará" la temporada primavera-verano, por lo que el cómputo final de las ventas entre marzo y agosto será un 5% inferior al del mismo periodo del año anterior.

En su opinión, el 50% de este descenso se debe a "motivaciones estrictamente psicológicas" derivadas de los mensajes de desconfianza que se están lanzando sobre la economía, mientras que sólo el 50% restante podría estar relacionado con una pérdida real de poder adquisitivo.

Temporada de otoño "complicada"

En este sentido, la Confederación de Comercio prevé una temporada otoño-invierno "difícil, complicada y de ajuste", aunque destacó que el sector comercial "está cumpliendo su función y lo está haciendo muy bien", reduciendo sus márgenes.

En cualquier caso, pese a la caída de las ventas, Fraile descartó que este año se produzcan en el sector cierres de establecimientos y pérdida de empleo, e incidió en que el pequeño comercio "aguanta más que la gran distribución, que ya está despidiendo a gente".