Inmobiliario

La banca impide a los Sanahuja fusionar Metrovacesa con su empresa Sacresa

Las entidades financiadoras de la familia Sanahuja, propietaria del 80% de Metrovacesa, han impedido la fusión propuesta por ésta con Sacresa Terrenos 2, de su propiedad. En lugar de esa fusión, que no contemplaba pago en metálico, Metrovacesa deberá comprar activos valorados en más de 500 millones y una deuda asociada de otros 500 millones. La medida mete más presión a la inmobiliaria, que soporta una deuda de 7.141,8 millones.

Más presión para Metrovacesa. La compañía, que recientemente se ha visto obligada a reducir sus objetivos de crecimiento y que trata de negociar las condiciones de la deuda que soporta, de 7.141,8millones de euros, ha recibido la negativa de la banca que financia a la familia Sanahuja, propietaria de un 80% de Metrovacesa, a fusionar el grupo inmobiliario con Sacresa Terrenos 2, sociedad de lamisca familia. El impedimento a la fusión obliga a Metrovacesa a realizar inversiones millonarias en un momento en el que lo que requiere es todo lo contrario, desinvertir.

Metrovacesa acordó en abril absorber a través de una fusión la sociedad que agrupa los activos patrimoniales de la familia catalana, Sacresa Terrenos 2. A esta medida se había comprometido Sanahuja en la opa que un mes antes había lanzado sobre Metrovacesa, tras haber acordado la división de la inmobiliaria con el anterior presidente, Joaquín Rivero, a principios de 2007.

A través de Sacresa Terrenos 2 Sanahuja aportaría activos inmobiliarios a Metrovacesa mediante la fusión de las dos sociedades. Previamente Sanahuja debía llevar a cabo una ampliación de capital "con aportación no dineraria" por un valor de 400 millones. El tipo de canje acordado era de 8.206 nuevas acciones de Metrovacesa por una participación de Sacresa Terrenos 2 "sin compensación complementaria en dinero", informó este año la inmobiliaria a la CNMV en el acuerdo de fusión. Pero dicho acuerdo estaba sujeto a una condición suspensiva: que las entidades financiadoras del Grupo Sanahuja "autoricen la ejecución de la operación sin limitación ni restricción alguna" y que las mismas entidades "liberen a Sacresa Terrenos 2 de la garantía personal concedida a favor de las referidas entidades financiadoras".

METROVACESA 2,260 0,000%

Dicha condición no se ha cumplido. El lunes por la noche la CNMV publicó un comunicado de Metrovacesa en el que informaba que no habiéndose cumplido la referida cláusula "ha quedado sin efecto" el acuerdo de fusión.

Transferencia de activos

Metrovacesa añadió en su comunicado que para cumplir Sanahuja con el compromiso de aportar a la compañía sus activos de naturaleza patrimonial (hoteles,oficinas, centros comerciales), "ha acordado la adquisición de dichos activos por Metrovacesa mediante la compra de los mismos".

Según comunicó este año Sanahuja en el folleto de opa sobre Metrovacesa, esos activos agrupados en Sacresa estaban valorados en 500 millones de euros, con una deuda asociada de otros 500 millones. Así, en lugar de esa fusión de Metrovacesa con Sacresa Terrenos 2, que no conllevaba compensación en dinero, la compañía se ve obligada a de desembolsar por lo menos 500 millones. "Las adquisiciones se harán en el tiempo, no hay una fecha límite, a precio de coste, y la compañía buscará socios con los que poder compartir algunos de esos activos", explicó ayer una portavoz de Metrovacesa.

La compra de activos ya ha comenzado: Metrovacesa informó también el lunes por la noche que ya el 1 de agosto había comprado a Sacresa el centro comercial Vilamarina, en Barcelona, por 120,8millones de euros. Esta sola compra equivale a toda la inversión queMetrovacesa ha realizado en el primer semestre (121,1 millones de euros).

Los inmuebles de Sacresa Terrenos 2 se encuentran en Cataluña menos uno en Alcorcón (Madrid), un centro comercial que según las cuentas de la sociedad tiene un valor contable de 59 millones, pero con tasaciones realizadas por "expertos independientes" que le otorgan un valor de 100 millones.

Entre los activos con los que cuenta Sacresa Terrenos 2 se encuentra también el proyecto Badalona Capital Europea del Básquet, en el que el club Juventud de Badalona participa en un 15% y Sanahuja en un 75%, una sociedad conjunta constituida en 2002.

Deuda familiar de 3.318 millones

Metrovacesa no ha explicado por qué la banca financiadota del Grupo Sanahuja ha impedido la fusión con Sacresa Terrenos 2. Una de las razones podría ser la deuda que soportan tanto Grupo Sanahuja como Metrovacesa. Según la información contenida en el folleto de opa de la sociedad de Sanahuja sobre Metrovacesa, de marzo de este año, Grupo Sanahuja tenía a finales de 2006 una deuda de 3.317,9 millones de euros (último dato publicado por el grupo familiar). La de Metrovacesa es de 7.142 millones.

Metrovacesa cerró ayer a 49,13 euros por acción tras perder un 0,26%.